La ocupación turística aumentó cinco puntos en Semana Santa

  • El fuerte incremento del turismo internacional compensó la caída de viajeros españoles · Hay buenas previsiones para el verano

Comentarios 2

La Semana Santa fue mejor de lo esperado para el sector turístico de la provincia teniendo en cuenta el mal tiempo que reinó y arruinó procesiones y días de playa durante toda la semana. No obstante, ha quedado en el sector cierta desilusión porque todo el mundo piensa que se habrían conseguido unos resultados mucho mejores, incluso espectaculares, si no hubiera llovido.

Pero la realidad es la que es y el sector se siente, dentro de lo que cabe, satisfecho. El Patronato de Turismo de la Costa del Sol realizó una serie de encuestas en hoteles de la provincia durante la Semana Santa y los datos obtenidos llaman al optimismo. El presidente de este organismo, Salvador Pendón, aseguró ayer que la ocupación media en los alojamientos turísticos (no solo los hoteleros) ascendió al 81%, cinco puntos más que en la Semana Santa del año pasado. En la costa occidental la ocupación fue del 80,3%, en el interior del 85,6%, en la capital del 82,2% y en Marbella, la localidad más beneficiada, del 86,5%.

Cabe señalar que la continua lluvia provocó numerosas cancelaciones de última hora en hoteles principalmente de la capital. Esas anulaciones procedían mayoritariamente del turismo nacional, hasta el punto que éste descendió un 16% respecto al año anterior. En este sentido, cayó un 11% el número de turistas que proceden de otras provincias andaluzas, algo lógico ya que esperan hasta el último minuto para salir de viaje dado el escaso trayecto hacia la Costa del Sol y el temporal no invitaba a cambiar de aires.

Había cierto temor en el sector turístico por ver cómo reaccionaba el turismo madrileño -uno de los más importantes de Málaga- tras la apertura de la conexión de AVE con Valencia. No obstante, la primera prueba se ha saldado con éxito pues esta Semana Santa ha crecido un 7% el número de viajeros procedente de la capital de España. También ha habido un notable crecimiento de turistas del País Vasco.

El mercado nacional sigue siendo el más pujante con una cuota de mercado del 39%. No obstante, ha sido el turismo extranjero el que ha tirado del carro esta pasada semana ya que aumentó su presencia en la costa en un 16%, gracias al fuerte incremento de viajeros belgas, holandeses o nórdicos. El extranjero no suele venir motivado por la Semana Santa sino, en estos momentos, por el golf, el turismo de salud o, si hace buen tiempo, la playa.

Pendón destacó sentir "decepción" porque estimó que "si hubiéramos tenido buen tiempo habríamos tenido una gran Semana Santa", pero también indicó que el balance "da confianza en nuestras posibilidades porque los indicadores han sido positivos". Las revueltas en los países árabes han supuesto que miles de turistas europeos hayan preferido la seguridad de viajar a España antes que irse a Egipto o Túnez, aunque no ha sido ese el único motivo pues, según los datos del Patronato, el 36% de los turistas ya tenía hecha la reserva en Málaga con una antelación de entre dos y seis meses.

La pregunta ahora es saber qué ocurrirá en verano. La Semana Santa suele ser el termómetro que marca el resto de la temporada. Pendón aseguró ayer que, tras hablar con varios touroperadores en semanas anteriores, éstos anuncian que aumentarán sus reservas a la Costa del Sol en torno a un 10% en verano. De ser así, el presidente del Patronato de Turismo cree que "2011 va a ser de manera definitiva el año que empiece a remontar la actividad turística y demos por terminada la crisis en un sector que ha sido el que mejor la ha afrontado".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios