urbanismo

La odisea de Martiricos

  • El proyecto en los antiguos suelos de Citesa vuelve a estar pendiente de que Cultura dé luz verde para acelerar la ejecución de la primera fase de VPO

Trabajos que se ejecutan sobre la parcela de Martiricos. Trabajos que se ejecutan sobre la parcela de Martiricos.

Trabajos que se ejecutan sobre la parcela de Martiricos. / JAVIER ALBIÑANA

Una de las tres grandes operaciones inmobiliarias dibujadas en el Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU) de Málaga, que traerá consigo la transformación de los antiguos suelos industriales de Citesa y del rastro, parece que empieza a mirar de frente el final del túnel en el que ha estado inmersa en los últimos años. En concreto, en noviembre de 2015, a penas uno o dos meses después de arrancar, la promotora Inmobiliaria Espacio se vio forzada a paralizar los trabajos de ejecución de la primera fase de las VPO tras la aparición de restos arqueológicos vinculados a la época romana.

El efecto se extiende al momento presente, en que la firma vuelve a estar a la espera de que la Consejería de Cultura dé el visto bueno a una segunda tanda de catas realizadas sobre el terreno. Solo en el supuesto de que el informe sea favorable, algo en lo que confían desde la mercantil, podrá ponerse en carga el grueso de la intervención residencial. Estos trabajos, ya concluidos, han dado continuidad a las realizadas años atrás, que sacaron a la luz o que parece era un gran complejo alfarero romano.

La incidencia sobre el proyecto es más que significativa, por cuanto si bien los muros pantalla que se han venido materializando en los últimos meses sirven al objetivo final, la realidad es que los mismos han estado más vinculados a la propia excavación ahora realizada. La esperanza en el seno de la empresa es que superada esta fase "se pueda correr los máximo, acelerando los trabajos de construcción". Cabe precisar que la comercialización de estas primeras 80 viviendas (de un total de 224 VPO) fija el primer trimestre de 2020, "marzo o abril", como periodo en el que se debe producir la entrega a lo compradores.

Todo ello trajo consigo, además, la firma de un acuerdo entre la empresa y el Ayuntamiento para que éste cediese parte del subsuelo de las calles aledañas para ampliar el espacio de aparcamiento subterráneo, pudiendo de esa forma compensar las plazas de estacionamiento que se perdían por el mantenimiento de los restos arqueológicos. Cultura desechó la propuesta realizada por el departamento de Arqueología de Urbanismo de trasladar el hallazgo y exponerlo al público en el parque que la promoción incluye en los antiguos suelos de Citesa.

El actual plan general permite la ejecución sobre estos terrenos de, además de las VPO, 460 viviendas de renta libre, varios equipamientos deportivos y sociales y de un edificio de uso terciario. El pasado mes de noviembre, la empresa dio a conocer el proyecto de urbanización del sector, con una inversión próxima a los 14 millones de euros. De esta suma, 7,2 millones se vinculan a obras pactadas con el Consistorio en una primera fase.

Las mejoras incluirán una nueva configuración para la Glorieta Migueli, así como el cambio de sección en el Paseo de Martiricos, que pasará a tener un solo carril por sentido, y en Doctor Marañón, que se ampliará a dos viales por sentido. La previsión es que estas actuaciones sean licitadas las próximas semanas. El plazo estimado de obras es de 18 meses, incluyendo 25.000 metros cuadrados de zonas verdes y espacios públicos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios