La ola de calor llega a su fin con temperaturas de récord

El mes que termina pasará a la historia. No ha sido un mes de julio cualquiera. Ha sido, con creces, el mes más cálido desde que existen estadísticas en Málaga y ha superado muy por encima del que hasta ahora ostentaba ese récord: agosto de 2011. Nunca antes una ola de calor se había prolongado de forma ininterrumpida durante tanto tiempo, un mes en el que calor "eterna" no ha dado tregua y que a lo largo de este fin de semana tocará a su fin.

Todo apuntaba a que sería así, pero los datos del Centro Meteorológico de Málaga no dejan lugar a dudas y julio acabará hoy con una media mensual de 28,3 grados registrados en el aeropuerto de la capital, una marca que lo convierten en un mes extremadamente cálido medio grado por encima de agosto de 2011 que hasta ahora no había tenido rival.

Tanto las temperaturas máximas como las mínimas registradas en las últimas semanas han sido insoportables. Tanto que en el caso de las máximas se han batido récords al superarse en seis décimas los 32,6 grados que hasta ahora ostentaba agosto de 1950 como primero en el ranking de los meses más cálidos.

Lo curioso es que solamente ha habido un día en el que los termómetros en el aeropuerto han superado este mes los 40 grados y fueron los 21,2 grados alcanzados en pasado día 24. Sin embargo, ha habido seis días en los que las máximas han estado por encima de los 35 grados.

No se han batido récords, en cambio, en el caso de las temperaturas mínimas a pesar de que ha habido nueve noches en julio en los que los termómetros de Málaga no han bajado de los 24 grados. La peor madrugada fue la del día 25 cuando se situó en 28,5 grados.

De las 40 noches que van de verano, solamente en cinco de ellas la temperatura mínima no ha superado la media de los años de este siglo -considerados los más cálidos de la historia de Málaga-. Es decir, si el promedio de las temperaturas nocturnas de los últimos 15 años es de 21,1 grados, este año ya se pasa de los 22,7 grados.

Conclusión, según el jefe de predicción del Centro Meteorológico de Málaga, Fausto Polvorinos, es que "se confirma la tendencia de que en este siglo los veranos son cada vez más calurosos y se van superando efemérides todos los años". De hecho, de los 15 años de este siglo, doce de ellos han terminado con una temperatura media anual de 19 grados y precisamente 2014 es hasta la fecha el más cálido desde 1942, a la espera de lo que ocurra este año.

Pero es que además en los últimos años ha sido habitual que se hayan batido récord de temperaturas mensuales. Así, por ejemplo, en abril de 2014 se superó la efemérides y se convirtió en el más cálido, y lo mismo ocurrió con septiembre de ese mismo año, octubre de 2013, junio de 2012, agosto de 2011, noviembre de 2009, y mayo y julio de este año.

"Eso quiere decir algo", señaló Polvorinos, que aseguró que "el cambio climático se nota en base a estos datos".

La razón de lo que ha ocurrido este año en el último mes se ha debido a una anomalía cálida localizada en el Atlántico que dio paso a principios del verano a que una masa de aire cálida situada sobre la Península se fuera recalentando hasta el punto de provocar una ola de calor que ha durado demasiado.

El calor ha sido generalizado en toda la provincia, incluso en el litoral donde a pesar de haber predominado el viento de régimen de levante las temperaturas también han sido muy altas. La explicación, según el jefe de predicción, es que "el levante ha tenido poco recorrido marítimo" y su influencia en tierra apenas se ha notado.

En cuanto a las sofocantes noches vividas en el último mes, la alta temperatura alcanzada en el mar ha tenido mucho que ver al impedir que por la noche se refrescara el ambiente. Y es que en pleno mes de julio la temperatura del agua llegó a los 27,7 grados el pasado día 27, cuando lo normal en estas fechas es que no pase de los 23.

Esa temperatura tan alta es más propia de finales de agosto, cuando el verano está llegando a su fin. Aunque gracias al viento de poniente que ha soplado en los últimos días, la temperatura del mar se sitúa ahora entre los 23 y 25 grados.

Hoy de nuevo podría soplar el poniente y a partir de mañana se espera que un refrescamiento de la atmósfera que hará que note en toda la provincia después de un mes en el que solamente ha habido nueve días en los que no ha sido necesario activar una alerta meteorológica.

Agosto será distinto, según las previsiones meteorológicos. Hará calor sí, pero no será como en julio y las temperaturas estarán dentro de lo normal para alivio de muchos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios