Otras opciones: semaforización de la glorieta de acceso, carril bus y reorganización de los viales

El estudio ahora conocido viene a sumarse al que hace algunos meses hizo la consultora CAI para analizar los accesos al PTA. El mismo trazaba una serie de alternativas que con una inversión reducida permitiría disminuir la congestión actual. Ese análisis dibujaba actuaciones con carácter inmediato y otras a medio plazo, considerando el constante crecimiento que tiene el PTA y la previsión de que en un par de décadas pueda llegar a unos 50.000 trabajadores. Las intervenciones de menor impacto pasan por la regulación adecuada de la rotonda en la entrada principal del parque, en la que acaban confluyendo los tráficos procedentes de cuatro vías, y por la reorganización de estos viales. Los autores contemplaron dos actuaciones, con un coste de 1,6 millonesm la primera; y de 1,9 millones, la segunda. La primera, supondría la semaforización de la glorieta de acceso al PTA, la creación de un carril bus-VAO en la Avenida Juan López Peñalver (vial de acceso principal al parque) en sentido norte, la reserva de otros dos carriles en sentido sur y la configuración de la calle Graham Bell con dos carriles sentido norte. De este modo, se potencia el acceso al interior de la tecnópolis por Graham Bell, quedando limitada la entrada por Juan López Peñalver a los autobuses y a los vehículos de alta ocupación.

La segunda acción a corto plazo implica la semaforización de la glorieta y la creación tres carriles en la calle Graham Bell (actualmente tiene dos, uno de sentido sur y otro norte), destinando esta vía como entrada única al parque, mientras que la salida del mismo se limitaría a la Avenida Juan López Peñalver. De este modo se crearía una especie de bucle. Para ello se dará continuidad a la sección de Graham Bell hacia la calle Marie Curie, que pasaría a tener sentido único.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios