"La operación Malaya ha tenido un impacto positivo en el sector; las reglas deben ser iguales para todos"

Tras la ponencia, Luis Fernando Linares contestó a las preguntas e inquietudes formuladas por los asistentes al Foro Inmobiliario de Málaga hoy.

-¿Cómo cree que encontrará la niña de Rajoy la Costa del Sol dentro de treinta años?

-Ordenada, llena de infraestructuras, con buenos desarrollos, con urbanizaciones donde se prestan servicios a sus habitantes de cinco estrellas, con varios teatros de ópera... Y un futuro maravilloso para disfrutar del sol y la playa.

-¿Cómo cree que el AVE va a ayudar a Málaga a superar la crisis?

-Málaga capital no es una ciudad que esté en crisis. Y el AVE impulsará más aún su desarrollo. En consecuencia, la llegada de la alta velocidad es un impulsor económico fundamental. Es mejor que haya llegado en época de crisis porque ésta se notará menos.

-Pregunta del alcalde de Estepona: ¿Qué es eso de las aportaciones voluntarias? ¿Se confundirán con los donativos? ¿El 10 por ciento de las plusvalías a aprovechamientos?

-Todas son formas legales de revertir las plusvalías de la recalificación del suelo a entidades públicas. Pero esas tres figuras son positivas. Dentro del marco de la inversión inmobiliaria este tipo de inversiones, en relación al beneficio que se obtiene, es poco significativo.

-Llevamos cuatro años de sequía y no se para de construir casas y campos de golf. ¿No vamos hacia un callejón sin salida?

-Vamos a las desaladoras y a las plantas de reciclaje ya que, como gracias a Dios los POT y el POTA son restrictivos en la calificación del suelo, se acabó el expolio del suelo en la Costa de Sol y en Andalucía. La pregunta tiene sus respuestas en los mecanismos legales.

-¿Cómo se puede resolver el problema de las viviendas ilegales?

-Está el interés de los compradores de buena fe. El comprador de buena fe que ha pagado por su vivienda de acuerdo con un régimen legal establecido, haya sido administrado por un chorizo o por una persona de honestidad intachable, no tiene por qué pagar las consecuencias de la inacción de la Administración en el control sobre sus propios organismos. No cabe más que una ordenación del sistema de legalización. Si alguien tiene otra solución es el momento para decirlo.

-¿Cree que las próximas elecciones serán un punto de cambio para el sector de la construcción?

-No. En el ámbito económico es poco el margen de maniobra.

-¿Hay crisis inmobiliaria?

-Hay una crisis profunda de los valores defendidos hasta hoy, del entendimiento del mercado de la competencia, en el sector financiero. Pero ni es insalvable ni tiene más trascendencia que la desaparición de aquellos que no son profesionales y de la superación de las dificultades de las empresas que sí lo son. Todo proceso de crisis es un proceso de saneamiento y crecimiento posterior. Crisis hay, pero expectativa positiva también.

-¿Cuál ha sido el impacto de la operación Malaya en el sector?

-Un impacto muy positivo. Que la propiedad del suelo esté en manos de quien lo califica a través de sociedades instrumentales es un daño para el sector y para la honestidad de la tierra que lo permite. Por lo tanto, el saneamiento de la corrupción no es nada más que la virtud de lo que es el futuro del negocio inmobiliario, que las reglas sean iguales para todos.

-Turismo residencial versus hoteles. ¿Son compatibles?

-Son compatibles. El negocio de moda en el sector de calidad es construir en el centro de Madrid pisos con asistencia de cinco estrellas. Es el caso de Nueva York. Y los hoteles son atención al turismo.

-¿No son muchas dos asociaciones de turismo residencial?

-Son muchas, pero el problema es vanitas vanitatis. Si el asunto no es defender el interés del sector sino el personal puede ocurrir que alguien se cree su pequeño reino de taifas. Lo suyo es que se unan.

-¿Es Argentina una buena opción para invertir?

-El sector inmobiliario español está saliendo fuera a invertir. ¿Y qué va a hacer? Me temo que aplicar el modelo que tan pingües beneficios le dio en España. Tengo serias dudas de que a corto plazo sea así. Soy español y creo en la inversión en España. Irse a hacer el dinero que no se puede hacer en España es una opción estratégica respetable, pero no es la que asumo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios