La oposición fuerza a De la Torre a cambiar las tarifas del agua en la capital

  • Málaga para la Gente y Ciudadanos piden ajustar los bloques de consumo para no penalizar a los que viven solos o en pareja El PP lo apoyará si no desajusta las cuentas de Emasa

Comentarios 1

El bautizado como tarifazo del agua que viene aplicando el Ayuntamiento desde finales de 2013 y que penaliza a aquellos consumidores que viven solos o en pareja tiene los días contados. Los grupos de la oposición van a forzar la anulación del actual sistema de cobro y el estudio de una modificación de los tramos de consumo, de tal manera que los clientes dejen de pagar de más aún haciendo un uso responsable del agua. Todo hace indicar que el PP se sumará a la iniciativa en un intento de no quedar aislado.

Ello supone una alteración en la hoja de ruta trazada el pasado mandato por el alcalde, Francisco de la Torre, que se negó de manera reiterada a impulsar un cambio en los tramos de consumo. Lo que sí hizo fue responder al desajuste existente devolviendo a los afectados el dinero de más que se les estaba cobrando, lo que se cifró en unos 3,1 millones hasta finales de 2014. Para ello, llegó a plantear hasta tres ampliaciones de la base de consumo por habitante. No fue hasta el pasado junio cuando admitió que el sistema contenía errores y que tendría que haber sido objeto de mayor consenso con los colectivos sociales.

La medida se convierte en epicentro del debate del primer Pleno ordinario del Consistorio tras los comicios del pasado 24 de mayo. A esto se añade que es el tercero de los asuntos en apenas una semana en que el Ejecutivo local se ve zarandeado por la mayoría que representa la oposición. Antes, aunque con efectos limitados, la apuesta por la protección del edificio La Mundial y el estudio de anulación del convenio; el rechazo al Polo de Contenidos Digitales en Tabacalera, y ahora, el agua. No obstante, la efectividad de la modificación de las tarifas no será real hasta que la cuestión pase por el Consejo de Administración de Emasa, lo que a priori no ocurrirá hasta el mes de septiembre.

Dos formaciones son las que ponen reabren la discusión sobre la cuestión: Málaga para la Gente y Ciudadanos. No obstante, tanto el PSOE como Málaga Ahora anunciaron ayer su voto favorable a ambas iniciativas. Por su parte, el concejal de Medio Ambiente, Raúl Jiménez, dijo que apoyará la petición, aunque incidió en la necesidad de que ello no afecte a las cuentas de Emasa. "Señalaremos la necesidad de que ello no suponga un desequilibrio en las arcas de Emasa", expuso. El portavoz del equipo de gobierno, Mario Cortés, dijo: "es necesaria una revisión".

El portavoz del partido naranja en la Casona del Parque, Juan Cassá, defendió la necesidad de "bajar el recibo del agua al 100% de los hogares" mediante la revisión de los bloques de consumo, "no porque los malagueños usa la técnica de De la Torre de emplear 11 litros para ducharse". "El alcalde se ha equivocado, que rectifique y ponga soluciones", apostilló el edil, para el que la variación del sistema debe buscar que el mismo sea "más justo". "Queremos una revisión de los bloques para premiar el consumo responsable", precisa la moción de Ciudadanos.

En términos semejantes se maneja Málaga para la Gente, que reclama una mesa de trabajo integrada por los grupos políticos, colectivos vecinales, de consumidores y ecologistas, para "consensuar una nueva tarifa del consumo doméstico del agua". Para su portavoz, Eduardo Zorrilla, debe tomarse como referencia el consumo medio de agua y que se penalice más a los que más derrochan.

La portavoz del PSOE, María Gámez, defendió que "no era un mal sistema, tal y como se planteaba, pero perjudicaba a los que vivían solos". "Todo lo que ha hecho el equipo de gobierno hasta ahora para solucionar este problema ha sido mero maquillaje", dijo. Ysabel Torralbo, portavoz de Málaga Ahora, defendió los ajustes propuestos y recordó que cuando se registró el número de habitantes "ni siquiera se llevó un control por censo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios