La oposición reprueba al concejal de Medio Ambiente por la nota a Limasa

  • PSOE, IU o Ciudadanos no piden formalmente su dimisión, pero le animan a irse

El concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Málaga, Raúl Jiménez, tiró en el pleno del jueves de sinceridad y autocrítica y suspendió la labor de la empresa mixta de limpieza Limasa en verano. Le puso un cuatro como nota y eso ha provocado la crítica de los grupos de la oposición, que no han llegado a pedir formalmente su dimisión pero sí le animan a irse.

"Cuando alguien se suspende, lo lógico es que abandone el cargo. Es un tema de cajón", comentó ayer la portavoz socialista María Gámez. La representante del PSOE aseguró que la ciudad "tiene un déficit de limpieza tremendo e incluso el concejal lo ha llegado a reconocer, pero el PP no pone los instrumentos para solucionarlo". En este sentido, Gámez recordó que se aprobó en el pleno una moción presentada por el PSOE para incrementar en cuatro millones de euros el presupuesto de limpieza "y el PP no lo apoyó". No obstante, la portavoz socialista quiso dejar claro que el "problema" de Limasa va "mucho más allá de Raúl Jiménez".

En IU-Málaga para la Gente, su portavoz, Eduardo Zorrilla, fue en la misma dirección. "Jiménez se suspende a sí mismo con la valoración que hace y lo lógico es que dimitiera. La limpieza es la principal tarea de Medio Ambiente y ocupa en torno al 15% del presupuesto del Ayuntamiento. Es el servicio más importante y uno de los mayores temas de preocupación de los malagueños, por lo que lo lógico y lo coherente es que se fuera", subrayó.

Desde Ciudadanos se lanza el mismo mensaje. Reclaman que el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, dé alguna explicación y aseguran que "no se puede quedar aquí la cosa porque el contrato con la empresa finaliza en 2017". El concejal de Medio Ambiente le puso un cinco al gerente de Limasa, Rafael Arjona, por lo que tampoco dejó en buen lugar a uno de los directivos que más cobran.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios