Un otoño más seco y frío de lo habitual deja un déficit de 110 litros de agua al año

  • El pasado 4 de diciembre se registró la temperatura más baja desde enero de 2015

Una pareja contempla un mapa turístico el pasado mes de diciembre. Una pareja contempla un mapa turístico el pasado mes de diciembre.

Una pareja contempla un mapa turístico el pasado mes de diciembre. / javier albiñana

Málaga está habituada a los periodos de sequía, que generalmente son cíclicos y se presentan cada cuatro o cinco años. De hecho, el actual que culminará con el decreto que prepara la Junta de Andalucía, se inició con uno de los otoños más secos que se recuerda, entre octubre del 2013 y enero del 2014. Los meses con mayores precipitaciones suelen llegar en otoño y especialmente en noviembre y diciembre, los más húmedos del año. Le siguen en importancia de precipitaciones enero y febrero, los dos por encima de 60 litros por metro cuadrado.

Las precipitaciones en los dos últimos meses del año rondan de media los 100 litros por metro cuadrado, según los registros históricos que recoge el Centro Meteorológico de Málaga, pero este otoño ha sido más seco de lo habitual. Las cantidades recogidas en noviembre estuvieron muy por debajo de los niveles medios y se situaron en los 43 litros por metro cuadrado en la capital. El pasado año este mismo mes acumuló 163 litros por metro cuadrado debido a las fuertes precipitaciones.

El déficit de lluvias en el periodo más húmedo ha sido grande, según el jefe de predicción del Centro Meteorológico de Málaga, Fausto Polvorinos. De esta forma, los registros desde el año 1942 indican que el nivel de precipitaciones en Málaga es de 540 litros por metro cuadrado, y hasta el 21 de diciembre pasado habían caído 327 litros. Para equilibrar las medias anuales, la última semana del año debería haber sumado 110 litros, el doble de todo lo caído en el mes de diciembre.

Otoño ha sido una estación anormalmente seca, pero también fría, especialmente el mes de diciembre. A pesar de que las temperaturas medias durante el día se han situado en los niveles medios, con 17,5 grados, las noches fueron más frías de lo habitual, con una mínima de 7,4 grados, cuando la media de este mes está más de un punto por encima, 8,9 grados. Precisamente el pasado 4 de diciembre fue el día más frío que se recuerda en la capital en los últimos dos años, con 2,5 grados de mínima registrados en el aeropuerto. La anterior temperatura más fría en la capital malagueña se registró el 7 de febrero de 2015, con 1,2 grados en la estación del aeropuerto. Málaga se encuentra ante el cuarto año consecutivo de déficit pluviométrico. Uno de los periodos más secos que se recuerdan fue de octubre a enero del 2013 a 2014, cuando cayeron 84 litros por metro cuadrado, una cantidad equivalente al que se registró en el otoño de 1994-1995, en medio de la peor sequía que se recuerda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios