Un paciente lesiona a dos vigilantes del Clínico que lo redujeron

  • Los trabajadores de seguridad piden más cámaras en el hospital

Dos vigilantes del Hospital Clínico resultaron lesionados ayer al reducir a un paciente que llevaba esperando atención desde el domingo. Uno de los trabajadores acabó con un esguince en un dedo de una mano y el otro, con una lesión en la muñeca. Los dos están de baja, aunque aclararon que no interpondrán ninguna denuncia.

El sindicato Astisa, que dio a conocer la agresión, reclamó soluciones a la gerencia del hospital y los vigilantes exigieron más cámaras de seguridad. El enfermo, que aparentemente tenía sus facultades alteradas, se había confundido de hospital, ya que estaba citado en el Carlos Haya para unas pruebas. Sin embargo, estaba deambulando por el Clínico. Al ser requeridos, los vigilantes acudieron a la cuarta planta e intentaron quitarle una pegatina de Urgencias que llevaba. Fue entonces cuando se produjo el forcejeo y tuvo que ser reducido. El hombre fue finalmente trasladado al Carlos Haya.

El Clínico aseguró que "no hubo agresión" ni destrozos y restó validez a la denuncia de Astisa "porque no tiene representación en el hospital". Además, replicó que las cámaras -cuya ubicación está consensuada con los sindicatos- sólo pueden instalarse en zonas públicas del centro sanitario. Aún así, una portavoz indicó que se han reforzado las cámaras y se han puesto timbres antipánico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios