Unos 200 pacientes esperan más de seis meses en el Carlos Haya para operarse

  • La situación supone un incumplimiento del decreto que fija el límite en 180 días · La dirección ha dado de plazo a los profesiones hasta el 1 de marzo para recortas la lista de espera

Unos 200 pacientes del Hospital Carlos Haya llevan esperando más de seis meses para someterse a una intervención quirúrgica, lo que supone un incumplimiento de los decretos que fijan en seis y cuatro meses los límites para que los enfermos sean operados. Así lo aseguraron ayer fuentes sanitarias que aclararon que esa cifra sólo se refiere a Traumatología, por lo que no descartaron que los afectados sean aún más. Algunos llevan esperando nueve meses, aseguraron.

Según esas fuentes, la lista de espera en esta especialidad es tan abultada que la dirección ha instado a los profesionales a doblar las 'peonadas' que hacen por la tarde para reducir el número de enfermos que aguardan una intervención. La actividad quirúrgica en horario vespertino se incrementará con ese fin a partir de primeros de febrero. Las instrucciones son que para el 1 de marzo las listas de espera tienen que haberse achicado y que para entonces no debe haber ningún paciente que sobrepase los 180 ó 120 días, según las patologías. "Si las elecciones son el 9 de marzo, quizás sea para presentar buenos resultados con fines electoralistas", apuntaron las fuentes.

Casi la mitad de los enfermos que llevan esperando por encima del límite de los seis meses aguardan una intervención de rodilla. También hay pacientes que esperan una operación de cadera o de columna, pero son los menos. Las fuentes reconocieron que la falta de anestesistas en el mercado laboral agrava más la situación, ya que cuando se produce una baja entre estos especialistas a veces no se logra contratar un sustituto y debe suspenderse alguna intervención.

Las fuentes que denunciaron que los plazos se han sobrepasado aseguraron que ya se están derivando pacientes a centros concertados -una alternativa contemplada en esa norma justamente para poder cumplir los plazos- y que los enfermos que han rechazado esa opción están siendo "borrados" de la lista en la que se garantizaba la intervención en menos de 180 días. Estos pacientes continúan en lista de espera quirúrgica.

Otras fuentes afirmaron que la situación en el Hospital Clínico no es muy diferente y estimaron que hay enfermos que llevan esperando más de dos años, aunque no concretaron si eran o no pacientes excluidos del decreto por haber rechazado un centro concertado. "El tema de las listas de espera necesita una revisión. Por parte de los políticos, de los gerentes e incluso de los profesionales. O se dice la verdad, o esto de los decretos es una tontería. Hay una situación grave y nadie quiere meterle el diente. Así como están, los decretos son propaganda", reflexionó un profesional. Además de los dos decretos que fijan los topes en 180 y 120 días para una operación según las patologías, hay otro que establece los límites en 60 días para ser atendido por un especialista y en 30 para una prueba diagnóstica.

Una portavoz del Clínico rechazó que en su centro se incumplan los plazos de garantías quirúrgicas: "En ninguna especialidad tenemos a nadie fuera del decreto. Siempre nos acusan de maquillar las listas de espera, pero tendrán que demostrarlo". No obstante, recordó que, como la propia norma prevé, si a algún enfermo se le ofrece un centro concertado y lo rechaza, queda excluido del derecho a ser intervenido antes de los 180 días. Incluso indicó que el sistema informático avisa cuando están por cumplirse los plazos.

Muchas reclamaciones se presentan justamente por la exclusión del decreto de garantías, pese a que los pacientes son informados previamente de las consecuencia de su rechazo a ser intervenidos en un centro concertado con el Servicio Andaluz de Salud.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios