Los padres de Amy la buscarán en pueblos donde haya muchos extranjeros

  • Medio centenar de personas acudieron ayer en Mijas a una misa para rezar por la reaparición "sana y salva" de la niña

Los padres de Amy, la joven irlandesa de 15 años desaparecida en Mijas el 1 de enero, siguen desesperados y ayer anunciaron que, a partir de hoy, piensan recorrer, hasta Alicante, todos los pueblos costeros en los que haya una mayor afluencia de extranjeros para buscar a la niña, según indicó el portavoz de la familia Fitzpatrick, Franco Rey.

Estas declaraciones la hicieron a la salida de una misa celebrada ayer en la parroquia Santa Teresa de Jesús de La Cala de Mijas a la que acudió medio centenar de personas, la mayoría foráneas, para ofrecer su apoyo a la familia y rezar para que Amy aparezca "sana y salva". A la misa, que se celebró a las 19.00, fueron la madre de Amy, Audrey Fitzpatrick, el compañero sentimental de ésta, Dave Mc Mahon, y el hermano de la joven, Dean. La familia confía en que Amy siga con vida y agradeció a los medios de comunicación que mantengan el interés en el caso.

Amy fue vista por última vez sobre las 22.00 del día 1 de enero cuando salía de casa de una amiga situada en la urbanización Calypso, en la que cuidaban al hermano pequeño de esta última, para volver a su domicilio situado en la urbanización Riviera del Sol en Mijas Costa.

Ya han pasado 25 días desde su desaparición y no hay nada claro. Al principio se temió que se revivieran varios casos que han asolado la provincia en los últimos años como los asesinatos de Rocío Wanninkhof, Sonia Carabantes o Ana Elena Lorente. Las Fuerzas de Seguridad realizaron un importante número de batidas en la cercanía del área donde desapareció Amy sin obtener ningún resultado, lo que llevó a ampliar el radio de acción, hecho que también acabó siendo infructuoso.

La Guardia Civil sigue pidiendo la colaboración ciudadana para tratar de localizar un Ford Fiesta de color blanco, con la matrícula inglesa C-955-SLK, pues este vehículo pertenecía a un amigo de la joven desaparecida y Amy Fitzpatrick tenía fácil acceso a él. Desde la Guardia Civil se ha pedido que, si alguien ve ese coche, llame inmediatamente al 062 pero que nadie lo toque hasta que no sea examinado por los efectivos del instituto armado para no eliminar posibles pruebas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios