"La palabra maestro ya no es lo mismo"

  • Julio Martín es uno de los 300 profesores homenajeados hoy por la Junta · Ha estado 37 años en servicio

Dice que la educación ya no es lo mismo. Que la esencia es distinta. Y lo sentencia con una frase: "La palabra maestro ya no significa lo mismo". Julio Martín se jubiló el pasado 31 de agosto después de cumplir los 60 años. Hoy será uno de los alrededor de 300 profesores malagueños que recibirán un homenaje por parte de la Junta de Andalucía. "Todo ha cambiado mucho desde que empecé, aunque nunca podré decir si a mejor o a peor", asegura.

Su carrera educativa comenzó en 1969. En octubre de ese año empezó su periplo por un colegio de una barriada marginal de Jerez de la Frontera. De allí se queda con el recuerdo de las familias desajustadas. "Los niños me decían: maestro, este y yo somos hermanos, pero nuestro padre no es el mismo", cuenta Julio, que tras dos años allí se fue al pueblo gaditano de Espera, junto a Arcos de la Frontera. Tres años después empezó su acercamiento a la provincia de Málaga: cuatro años en Torremolinos, que le sirvieron de trampolín hacia la capital, donde estuvo primero en Los Guindos, luego en el Ramón Simonet y finalmente en el Severo Ochoa.

En este último centro fue donde se dio más cuenta de que las cosas estaban cambiando. Allí estuvo cuatro años en un programa de experimentación de la reforma educativa antes de la entrada de la Logse. "Ahí empecé a ver que todo cambiaba, que los medios y la metodología eran diferentes", afirma Julio, que dice que "el trato con los pequeños siempre era mucho más afectivo".

Y ahí es donde vuelve a reiterar que lo de ser profesor antes "era otra cosa". Desde la implicación al hecho de que se hacía más hincapié en la educación de los chavales y menos en el conocimiento, mientras ahora pasa al contrario. Y defiende a los docentes, "porque no son funcionarios al uso: en una clase con un montón de niños no puedes escaquearte, no puedes descansar ni un momento".

También afirma que los colegios son ahora muy diferentes. "Hoy está todo mucho más burocratizado, pero es normal, la sociedad ha evolucionado muchísimo", subraya. Por eso, indica que ahora los docentes tienen más responsabilidad, "pero también muchos más medios". Y de eso sabe mucho, porque después de su paso por el Severo Ochoa, fue destinado al Departamento de Recursos del Centro de Profesores (CEP) de Málaga, donde ha permanecido los últimos 18 años. Pero ahora ha dejado aparte su práctica docente y disfruta de su jubilación. Como sus 300 compañeros homenajeados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios