Los pantanos han ganado el agua que consume la capital en un año

  • Las lluvias han dejado 70 hectómetros cúbicos

  • La Junta insiste en que se revisarán las medidas del decreto de sequía

Pantano de Guadalteba, el pasado lunes. Pantano de Guadalteba, el pasado lunes.

Pantano de Guadalteba, el pasado lunes. / javier flores

Las precipitaciones de los últimos días siguen aportando agua a los embalses que abastecen a la provincia, que ya se encuentran al 45% de su capacidad con 72 hectómetros cúbicos adicionales a los que tenían hace una semana. El agua que ha llegado con la lluvia y que sigue surtiendo los pantanos a través de arroyos y correntías es ya superior a la cantidad que consume la capital en un año, que está en torno a los 60 hectómetros cúbicos, aunque sigue siendo inferior a la que se almacenaba hace justo un año. Además es previsible que los embalses sigan ganando agua en los próximos días, ya que la Agencia Estatal de Meteorología tiene la previsión de que seguirá lloviendo de forma intermitente hasta este domingo.

El delegado del Gobierno andaluz en Málaga, aseguró ayer que "no hay que lanzar las campanas al vuelo" pese a la aportación de agua a los pantanos, que calificó como una "importante aportación". Las precipitaciones han dejado "un panorama más optimista que el que teníamos antes de las lluvias de esta última semana", aseguró el representante de la Junta en la provincia.

El agua "es un bien finito" y, por ello, abogó por "tener prudencia, seguir haciendo un llamamiento al consumo responsable y a la optimización de este recurso en los diferentes usos que hacemos del mismo", aseguró Ruiz Espejo, para quien a las aportaciones directas que han recibido los embalses y pantanos de la provincia hay que sumar también las captaciones subterráneas, cuya capacidad también se ha visto mejorada.

En estos momentos, los embalses y pantanos de la provincia de Málaga se sitúan en una media cercana al 45% de capacidad, destacando el embalse de la Concepción (80%), Guadalhorce (54,3%), Limonero (52%), Casasola (51,5%), Conde de Guadalhorce (49,2%), Guadalteba (35%), y La Viñuela, que se sitúa ya en el 30,5% de su capacidad, cuando llevaba meses en situación crítica y que en la última semana ha ganado 15 hectómetros cúbicos.

La Junta de Andalucía tiene pendiente la aprobación del decreto de sequía, que lleva dos meses de retraso y que ahora volverá a ser revisado. De momento, desde Medio Ambiente se aseguró este lunes que las precipitaciones van a suavizar los recortes que para el agua de riego que se aplican desde diciembre en la comarca de la Axarquía y se anuncia que no se llevarán a cabo restricciones para el consumo este verano en la Costa del Sol. Ruiz Espejo aseguró que cuando finalice el periodo de lluvias, los técnicos de Medio Ambiente analizarán la situación de en cuanto a almacenamiento para establecer "las medidas a tomar dentro del escenario de decreto de sequía que se había planteado".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios