Cuando la parada más cercana al centro de salud está a 500 metros

  • Las personas mayores de Churriana se ven obligadas a coger un taxi para ir al médico

Casi lo mismo que se tarda en llegar desde Málaga hasta Granada es el tiempo que invierten los habitantes del distrito de Churriana en trasladarse desde el centro a sus casas si utilizan el autobús de la EMT, cuyo recorrido dura una hora y media. Aunque ya tienen asumido sufrir este tour del transporte urbano, el problema se le presenta cuando quieren moverse dentro del distrito. Como dato significativo, la parada más cercana al centro de salud los deja a medio kilómetro de distancia del mismo.

Ante esta situación, la Asociación de Vecinos Arcusvec se ha puesto a recoger firmas y ya tiene casi 700 con las que pretenden reclamar al Ayuntamiento una línea interna para esta barriada que se caracteriza por tener muchos núcleos de población diseminados. "Muchos mayores, personas con pensiones que no dan para mucho, se ven obligados a coger un taxi para ir al médico", afirmó la presidenta de la asociación, Inmaculada Viñolo, que apuntó que se trata de una reclamación histórica.

"Lo llevamos pidiendo toda la vida, aunque las mociones siempre han sido denegadas por el PP a pesar de que ellos llevaban nuestro caso en su programa electoral", añadió la presidenta que destacó que "incluso el concejal de Churriana firmó en contra". Algo más de 25.000 habitantes están censados en el distrito, una población más que suficiente para asegurar este servicio, según los demandantes.

Los concejales Luis Navajas, del PSOE, y Antonio Serrano, de Izquierda Unida, respaldaron ayer la solicitud de los vecinos. "Esto demuestra el fracaso de la política municipal del Ayuntamiento, que hace que los vecinos tengan que perder su tiempo, su trabajo, para recoger firmas y presentarlas aquí para que sea ahora cuando se comience a reconsiderar este tema", dijo Navajas, que señaló que el barrio tiene parte alta y baja separadas por una buena distancia, por lo que "no pedimos ninguna tontería, es una actuación necesaria".

Además de este servicio, ambos concejales reivindicaron la puesta en marcha de un autobús nocturno, así como la ampliación de la frecuencia de la línea 10 de la EMT, que es la única que comunica el distrito con la ciudad. "Es un disparate que teniendo a pocos kilómetros dos centros de ocio a las 22:30 o a las 23:00 se acaben los autobuses y la gente tenga que volver andando", dijo Serrano. Ahora la pelota está en el tejado del Consistorio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios