El paro entre las personas con discapacidad se sitúa en el 80%

  • Alrededor de 60.000 personas en Málaga sufren alguna discapacidad intelectual

La tasa de paro entre las personas con discapacidad en Málaga, provincia en la que conviven aproximadamente unas 60.000, se sitúa en torno al 80 por ciento, según han informado desde la Asociación Malagueña en favor de las Personas con Discapacidad Intelectual (Aspromanis).

Además, señalan, están inscritas como demandantes de empleo unas 2.800 personas, de los que en torno al 45 por ciento son hombres y alrededor del 56 por ciento mujeres. Así, de la cifra total de demandantes, el 20 por ciento no goza de experiencia laboral.

Por otra parte, de la población total de personas con discapacidad en Málaga, 11.000 tienen discapacidad intelectual, han especificado desde Aspromanis, asociación nacida en 1964 y declarada Entidad de Utilidad Pública por Resolución del Ministerio del Interior en 1970, que se centra en la defensa, protección, reivindicación de derechos y prestación de servicios para este colectivo.

La asociación también aboga por el fomento del empleo entre personas con discapacidad intelectual, ha explicado a Europa Press la responsable del Servicio de Formación y Empleo de esta organización, Marina Fuentes, quien ha precisado que esta apuesta responde a una serie de principios como que el trabajo "tiene un significado en nuestra vida".

Y es que, como ha indicado, "para cualquier persona, el trabajo es una de las facetas más importantes en nuestra vida", pues "no se trata exclusivamente de obtener una independencia económica que permita la independencia personal", sino que "en muchos casos se trata de enriquecer nuestra vida con una serie de elementos que nos proporciona el empleo: realización personal, relaciones con compañeros o con otras personas, aceptación o afrontamiento de responsabilidades".

Las personas con discapacidad, ha incidido, "pueden trabajar, esto es un hecho innegable, no son una ni dos las personas que tienen una vida laboral activa". Además, ha insistido en que "la integración e inclusión son preferibles a la segregación y exclusión".

Del mismo modo, se persigue el desarrollo de una carrera profesional, no sólo de un empleo, pues "no se trata de conseguir un empleo concreto, sino de conseguir uno lo más enriquecedor posible"; así como conseguir una mejora de la calidad de vida.

Servicio de formación y empleo

Para contribuir a la integración laboral de las personas con discapacidad intelectual que tengan conciencia de qué significa, que tengan interés en desarrollarse como trabajadores en una actividad productiva y que tengan la necesidad, Aspromanis cuenta con el Servicio de Formación y Empleo.

Para ello, emplean la metodología denominada Empleo con apoyo, la cual consiste en un empleo real en las empresas o entidades de la comunidad, con apoyos personalizados según las necesidades de cada persona.

"Nuestra filosofía es que todas las personas tienen derecho al trabajo y a contribuir en la construcción de la sociedad, sin tener en cuenta el nivel de apoyo que necesiten para ello", ha aseverado Fuentes, quien ha apostillado que "el trabajo remunerado no es un privilegio de unos cuantos, sino un derecho de todos".

Entre otras actividades, Aspromanis ha organizado la Jornada sobre Empleo y Discapacidad Intelectual 'Trabajamos, ¡Ni más... ni menos!', la cual ha puesto en marcha junto al Área de Bienestar Social del Consorcio de Guadalteba. El objetivo de este encuentro fue informar y concienciar al tejido empresarial de esta comarca malagueña en materia de contratación de personas con discapacidad intelectual -- metodología de 'Empleo con apoyo', servicios a empresas y beneficios económicos--.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios