"A raíz de pasarle la factura de su casa, dejamos de hacer obras para el Consorcio de Bomberos"

  • El dueño de la constructora que logró 22 contratos públicos en menos de un año dice que dejaron de llamarlo cuando pidió a la interventora que pagara la reforma de su chalé

Comentarios 4

 La constructora Proconsab 2009 tenía entre sus principales clientes al Consorcio Provincial de Bomberos(CPB) de Málaga, para el que trabajaba habitualmente en tareas de mantenimiento, reparación de desperfectos y obras desde la creación de este organismo dependiente de la Diputación de Málaga en mayo de 2008. Sólo entre septiembre de 2008 y mayo de 2009 consiguió 22 contratos menores de adjudicación directa, comúnmente denominados 'a dedo', por un importe que suma 337.293 euros.  Se trababa de pequeñas obras en los distintos retenes del CPB en Vélez-Málaga, Nerja, Antequera, Periana y la oficina central en Málaga. De enero a mayo de 2010, la empresa también realizó la reforma de la vivienda particular de la secretaria-interventora del Consorcio, Ascensión Nevado, quien, como ayer informó este periódico, en esos meses participó en la adjudicación de otras dos obras a la misma constructora, en un caso formando parte de la Mesa de Contratación que le adjudicó, mediante procedimiento negociado, la ampliación de la sede central del Consorcio, por 146.353 euros, y en otro informando favorablemente de la adjudicación directa de un contrato menor por 49.928 euros, también para obras en la misma oficina. Además, Proconsab 2009 trabajaba como subcontrata de la empresa que en 2010 había ganado las labores de mantenimiento de las distintas instalaciones del CPB.

La constructora, terminada la reforma en la vivienda de la secretaria-interventora, una casa unifamiliar en una urbanización de Pinares de San Antón, le presentó una factura por más de 56.000 euros, que ésta se negó a pagar. Y a partir de ese momento se acabaron los contratos directos con el Consorcio Provincial de bomberos. Así lo explicaba ayer a este periódico Antonio Díaz, propietario de Proconsab 2009: "A raíz de pasarle a esta señora la factura de su casa ya no nos dieron más trabajo, así de claro. Y me consta que dio orden de que no se nos diera". 

 El administrador de la empresa, que actualmente no se encuentra activa, víctima de la crisis de la construcción, aseguró que unos veinte días después de la constitución del nuevo equipo de gobierno del PP en la Diputación, en junio de 2011, se reunió tanto con el diputado provincial responsable del Consorcio de Bomberos, Abdeslam Lucena, como con el gerente, Antonio Marmolejo. "Les expliqué que había estado trabajando para el Consorcio pero que había una mano negra que hacía que no me dieran más trabajo, así que reclamé igualdad de trato con el resto de las constructoras". 

Díaz niega, tal y como ha declarado la secretaria-interventora, que su empresa se llevara "un montonazo de obras del Consorcio porque eran amigos del gerente" -entonces José Luis Cámara, nombrado por el PSOE-, y niega esa amistad. También afirma que no fue hasta llevar varios meses trabajando para el Consorcio que se enteró de que Cámara era también cargo del PSOE de Málaga -presidente de la poderosa Agrupación Centro-.

Díaz sostiene que no tiene "nada que ocultar", como su pertenencia al sindicato UGT, que su empresa "no hacía todas las obras del Consorcio" y que no se trataba de "bicocas". "Había muchas obras pequeñas y en lugares muy distantes de la provincia. He llegado a ir a Benahavís a poner un tubo". También mantiene que si recibía tantos contratos menores era porque hacían bien su trabajo y porque le consta que el Consorcio "tiene certificados de los jefes de los parques de Bomberos que nos reclamaban para el trabajo". "Nos citaban, nos pedían que pasáramos un presupuesto y nos encargaban obras menores de urgencia. Y nosotros siempre aportamos la documentación. Era ella la que llamaba y firmaba los pagos, y estaba al corriente de todas las obras", dijo en referencia a la secretaria-interventora, a la que todavía reclama el pago de alrededor de 40.000 euros por unas obras de reforma en su chalé, tras haber pagado, en varios plazos, otros 15.000 euros. Díaz se considera una víctima de un conflicto entre el exgerente del Consorcio de Bomberos, José Luis Cámara, y la secretaria-interventora, Ascensión Nevado. "Si tiene un problema con el gerente -en referencia a Cámara-, que lo arregle con él", concluyó. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios