La pasividad de los municipios obliga a la Junta a tramitar 26 denuncias por exceso de ruido

  • La zona occidental de la provincia es la más afectada por la contaminación acústica por la mayor afluencia turística

Un total de 32 denuncias fueron tramitadas en la provincia de Málaga por la Junta durante el año pasado por motivos relacionados con la contaminación acústica, de las que 26 eran competencia de los ayuntamientos aunque el Gobierno andaluz actuó de forma subsidiaria.

En la provincia malagueña, la contaminación acústica afecta de forma primordial a la zona occidental de Málaga, especialmente en las épocas de mayor intensidad turística. También algunas localidades del interior de la provincia, como Campillos, presentan un número elevado de denuncias por contaminación sonora.

En cuanto a las actividades económicas con mayor índice de denuncias por emisión de ruidos en la provincia, destacan los bares y los restaurantes, seguidos de los hoteles y los supermercados. La contaminación acústica constituye uno de los principales motivos de denuncia medioambiental, en una cifra muy superior a las denuncias tramitadas por vertidos, diecinueve, o a las vinculadas a la contaminación atmosférica, catorce.

El delegado de Medio Ambiente, Ignacio Trillo, destacó que la Junta "llega incluso a asumir de forma subsidiaria el control de uno de los principales agentes contaminantes de las grandes ciudades cuando hay inactividad en los ayuntamientos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios