De patrulla por Málaga

  • Una noche cualquiera puede estar llena de incidencias que los agentes tratan de resolver con la mayor celeridad

Jueves. Son las 23.00. Los responsables de las patrullas de ambos cuerpos se citan en una cafetería. Hay que planificar el servicio de la madrugada y hablar sobre los puntos en los que incidir. Sentadas las bases, las órdenes comienzan a fluir y las unidades se ponen en marcha. Málaga hoy los acompaña durante toda la noche y es testigo directo de la actividad de los agentes de ambos cuerpos y de la coordinación que se ha logrado con el canal único. Estas son sus principales actuaciones.

00.00

La Policía Local traslada a la Comisaría Provincial a cuatro miembros de una misma familia que fueron sorprendidos en la zona de Los Asperones robando en el interior de un contenedor de ropa.

1.00

Mientras en la Inspección de Guardia se tramita la detención de estos arrestados, entra en dependencias policiales un hombre acusado de malos tratos en el ámbito familiar.

2.00

Un vecino de la calle Joaquín Quiles comunica al 091 que hay unos individuos violentando una farmacia. Dos patrullas de la Policía Nacional se trasladan con rapidez al lugar. Han transcurrido escasamente unos cuatro minutos, pero los delincuentes han logrado huir. El jefe de servicio de Seguridad Ciudadana localiza a la propietaria del establecimiento para alertarla y le da instrucciones para que no destruya pruebas que puedan ayudar a identificar a los autores.

2.30

Calle Velardo. Dos individuos causan daños en un bar durante una discusión. Ponemos rumbo al lugar. Cuando llegamos, ya hay dos patrullas de cada cuerpo. "Le vamos a hacer un completo", explica un agente, "se le ha incautado a uno de ellos una navaja y hachís y el otro carece de seguro del coche". La intervención se realiza con rapidez. La Policía Nacional se hace cargo de la posesión del arma y la tenencia de drogas, y la Policía Local retira el coche. "Antes, esta intervención se habría prolongado porque tendríamos que haber comunicado el hecho a los compañeros y ellos hubiesen llamado a la grúa. En poco tiempo hemos resuelto el tema y las patrullas pueden acudir con mayor rapidez a otra llamada", explica.

3.15

Los agentes intervienen en una pelea entre una mujer y su hija menor de edad. Calman los ánimos.

3.30

Unos vecinos persiguen a un ladrón sorprendido en el interior de un vehículo estacionado en la calle Ayala. La Policía Local recaba datos. Es un viejo conocido. Saben dónde vive. Unos agentes en un coche camuflado lo esperan y lo capturan con el botín obtenido.

4.00

La Policía Nacional se desplaza con rapidez a la calle Cuevas de San Marcos. La alarma de la nave de la empresa Juan Lucas está sonando. Aunque más del 90 por ciento de estos casos son falsos, hay que comprobarlos. En esta ocasión no se cumple la generalidad. Unos ladrones han entrado. Los agentes la inspeccionan, pero ya han huido. Ahora toca comprobar si les ha dado tiempo a llevarse algo.

4.40

Aviso de reyerta entre vecinos. Un hombre armado con un cuchillo aporrea la puerta de un matrimonio. Los policías encienden los prioritarios y aceleran. Hay que ir a Las Castañetas, territorio comanche. El jefe de servicio da instrucciones de cómo abordar la intervención. El coche de paisano de la Policía Nacional entra primero, segundo después los dos patrullas. Los agentes se entrevistan con el matrimonio y después tratan de localizar al vecino problemático.

5.30

La Policía Local sorprende a dos individuos robando en un coche. Son detenidos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios