Las causas penales caen mientras las económicas disparan el atasco judicial

  • Los procedimientos por actividades delictivas disminuyen un 6%, pero el colapso judicial alcanza cotas históricas por la alta conflictividad laboral, los impagos y los concursos de acreedores

La criminalidad retrocede mientras la devastación laboral y empresarial provocada por la crisis económica campan a sus anchas. Esta es la principal conclusión que se extrae de las últimas estadísticas publicadas por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) referidas a la actividad judicial de Málaga durante el ejercicio de 2010. Los juzgados de instrucción de la capital recibieron el año pasado un 6% menos de asuntos penales que el año anterior. Si en 2009 habían registrado 159.467 causas, en 2010 fueron 150.509. Este descenso coincide además con los datos sobre delincuencia que manejan las Fuerzas de Seguridad del Estado y que fueron divulgados a comienzos de esta semana por el Gobierno.

Mientras el ritmo de llegada de asuntos nuevos se amortigua en los juzgados que se encargan de tramitar los procedimientos penales, aquellos que tienen que dirimir conflictos relacionados con actividades empresariales, económicas o laborales siguen recibiendo aluviones de pleitos. La jurisdicción mercantil, que se ocupa de resolver los procesos concursales de las empresas en crisis, es paradigmática. El año pasado registró 3.358 asuntos, es decir, 1.234 más que el ejercicio anterior. Con estos datos en la mano, los dos juzgados mercantiles han afrontado un 58% más de causas que en 2009 y, por el momento, ocupan el podio andaluz en número de procedimientos nuevos y colapso. El 37% de las causas mercantiles de Andalucía del último año se ha originado en Málaga.

Además, se da la circunstancia de que el Juzgado de lo Mercantil número 1, que se encarga de los grandes concursos que afectan a las promotoras Aifos y Evemarina, es considerado uno de los más atascados de toda España. De acuerdo con las estadísticas oficiales del TSJA, estos dos órganos cerraron el ejercicio de 2010 con 3.583 asuntos pendientes, o sea, un 67% más que un año antes, cuando tenían poco más de un millar a la espera de respuesta. La jurisdicción social, responsable de resolver los conflictos laborales entre los trabajadores y las empresas, es otra de las que más sufre las consecuencias de la crisis económica.

Málaga tiene la particularidad de ser la provincia andaluza que padece mayor litigiosidad en este área. El año pasado contabilizó 16.878 asuntos nuevos, frente a los 14.235 que ingresó Sevilla. Al cierre del ejercicio los 13 órganos que conforman esta jurisdicción tenían pendientes de resolver 11.397 asuntos. La jurisdicción civil que desde que la crisis se hizo patente en 2008 ha visto multiplicado exponencialmente su ritmo de actividad fundamentalmente por la reclamación de cantidades impagadas completa este panorama de juzgados por encima de sus posibilidades. El peor escenario lo sufren los cuatro juzgados de esta especialidad de Fuengirola. El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía los señala como los órganos en los que más ha crecido el colapso y el atasco. El año pasado concluyeron con 7.616 asuntos pendientes de resolver, o sea 2.068 más que el ejercicio precedente (+37%).

Aunque los números pintan un panorama sombrío, también permiten extraer ciertas dosis de optimismo. Aún cuando es cierto que en la jurisdicción mercantil todo ha ido a peor, los juzgados de lo civil de la capital y los de lo social han comenzado a atemperar su ritmo de crecimiento.

Por ejemplo, los órganos civiles del partido judicial de Málaga (sin incluir los de la provincia) registraron en 2010 cerca de 24.800 causas o lo que es lo mismo, un 9% menos que el año anterior. El volumen de causas pendientes de resolver también se redujo un 10%, aunque todavía están situadas en 18.022. El movimiento de procedimientos relacionados con conflictos empresariales también descendió en 2010. Las 16.878 causas nuevas que se contabilizaron en Málaga representan una caída del 5,7% aunque el atasco en estos juzgados empeoró ligeramente hasta contabilizarse 11.397 asuntos pendientes de resolver. Esto significa que uno de cada cuatro pleitos entre trabajadores y empresas que se producen en Andalucía tiene lugar en Málaga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios