Unos 21.500 personas cambiaron sus electrodomésticos con el plan Renove

  • La Junta de Andalucía abre el plazo para que los comercios se adhieran a la nueva edición que comenzará en febrero y que ofrece ayudas por valor de 16 millones de euros

Si su electrodoméstico está averiado o cree que ya es hora de cambiarlo por otro más moderno y eficiente, sepa que a partir del mes que viene comienza el plan Renove que la Junta de Andalucía pondrá en marcha por sexto año consecutivo para lograr mayor eficiencia en el consumo energético. Unos 16 millones de euros es el presupuesto reservado este año para incentivar la sustitución de aparatos de gama blanca como frigoríficos, congeladores, lavadoras, lavavajillas, hornos, equipos de climatización y, por primera vez, encimeras eléctricas convencionales y vitrocerámicas.

Los comercios que quieran adherirse a este programa de la Consejería de Economía, Innovación y Ciencia ya pueden hacerlo a través de la página web www.agenciaandaluzadelaenergia.es. El pasado año fueron un total de 274 los comercios de Málaga que tomaron parte en este programa de ayudas a la sustitución de electrodomésticos y más de 21.500 de malagueños los que se beneficiaron de estas ayudas.

La Agencia Andaluza de la Energía ofrece descuentos de entre 85 y 400 euros al cambiar su electrodoméstico por otro de clase energética A o superior con el objetivo de reducir el gasto de electricidad y así contribuir a respetar el medio ambiente. La razón es que los electrodomésticos son responsables de más del 50% del consumo de energía eléctrica en el hogar. Por ejemplo, el frigorífico, por sí solo, consume más del 19% de la factura de la luz. Sin embargo, un frigorífico clase A+++ puede consumir un 80% menos de energía que uno de clase D, lo que supone a lo largo de la vida útil del aparato evitar la emisión a la atmósfera de una tonelada y media de dióxido de carbono (CO2) y un ahorro de más de 1.000 euros.

En el caso de una lavadora clase A+++, el ahorro puede llegar a casi la mitad de energía que una de clase D. O lo que es lo mismo, un ahorro de más de 500 euros en la factura eléctrica y 35.000 litros de agua menos.

La delegada provincial de Economía, Innovación y Ciencia, Marta Rueda, presentó ayer la nueva edición del Plan Renove que sólo el año pasado supuso un incentivo de alrededor de 2,1 millones de euros para los comercios malagueños que se adhirieron a este programa.

La ley los obliga a recoger estos aparatos y hacerse cargo de su posterior tratamiento sin coste alguno para el consumidor cuando adquiera un nuevo electrodoméstico que sea equivalente o realice las mismas funciones que el que se desecha.

Hasta en 2005 no fue obligatorio el tratamiento de los llamados RAEE o residuos de aparatos eléctricos y electrodomésticos. Ahora son los gestores especializados los que se encargan de recogerlos y garantizar que son valorizados o reciclados convenientemente. En Málaga, tiene sede uno de los pocos gestores autorizados que existe en toda Andalucía para el tratamiento de estos aparatos una vez desechados. La Empresa Medioambiental Andaluza (EMMA) es una empresa pionera en la provincia que ejerce de intermediario entre los establecimientos y los responsables últimos de eliminar o reciclar este tipo de residuos.

Pero además de los electrodomésticos, la Junta de Andalucía también incentivará este año la sustitución de ventanas, y la climatización e iluminación de grandes instalaciones que se pusieron en marcha el año pasado. Para el cambio de ventanas, la Agencia Andaluza de la Energía ha recibido en la provincia de Málaga 410 solicitudes para obtener una de estas subvenciones y 193 ya han sido concedidas por valor de 177.000 euros. Las ayudas pueden oscilar entre los 90 y los 400 euros por cada unidad y hasta un máximo de 2.500 euros por persona.

Las subvenciones en el caso de los aparatos de climatización de empresas o edificios son superiores y pueden suponer entre 300 y 7.000 euros, mientras que en el caso de la iluminación su sustitución por otro sistema más eficiente se incentiva con ayudas de hasta el 30% de la inversión total.

La delegada del Gobierno andaluz en Málaga, Remedios Martel, señaló como "grandes hitos" del pasado año las actuaciones desarrolladas en iluminación exterior en los municipios de Coín, Málaga, Marbella, Canillas de Aceituno y Gaucín, mediante las cuales se pretende reducir anualmente el consumo energético en 268 toneladas equivalentes a petróleo. Estas actuaciones generaron una inversión por parte de los ayuntamientos de 1,1 millones de euros y un incentivo de 187.000 euros por parte de la Junta de Andalucía.

50%

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios