Le piden tres meses de labor comunitaria por vender aves a través de internet

  • La Fiscalía mantiene que el acusado ofrecía especies, como el cernícalo, pese a su protección y estar prohibida su captura

La Fiscalía de Málaga solicita una pena de tres meses de trabajos en beneficio de la comunidad para un hombre que vendía por internet ejemplares de cernícalos primilla, una especie de ave protegida, a través de una conocida página web de anuncios. El acusado, según las conclusiones del fiscal remitidas al Juzgado de Instrucción número 11 de Málaga que investiga el caso y a las que ha tenido acceso este periódico, se enfrenta a un presunto delito relativo a Protección de la Flora y la Fauna, según recoge el artículo 334 del Código Penal, ya que tanto la captura como la caza de este tipo de especies animales están expresamente prohibidas en el marco de la la legislación actual.

Al parecer, el imputado anunciaba la venta de estas aves en la página web www.milanuncios.com y fueron los agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil de Málaga los que al tener conocimiento de la existencia de este anuncio contactaron con él para concertar una cita haciéndose pasar por posibles clientes.

Los investigadores quedaron con F.G.A. el pasado 4 de julio a las 12:15 en la gasolinera, ubicada junto a la rotonda de entrada del Parque Tecnológico de Andalucía (PTA), a donde acudió con una jaula en la que portaba dos cernícalos comunes, un macho y una hembra. Los agentes del Seprona intervinieron de inmediato los dos ejemplares, de aproximadamente entre tres y cuatro semanas de vida, y comprobaron que efectivamente pertenecían a esta especie que está incluida en el Real Decreto 139/2011 para el desarrollo del listado de especies silvestres en régimen de protección especial y del catálogo español de especies amenazadas.

Al día siguiente, cuando fue a declarar como imputado a las dependencias de la Guardia Civil, al parecer entregó voluntariamente ocho ejemplares de la especie Carduelis spinus, comúnmente conocida como lúgano y que también se encuentra incluida en el citado decreto, y que según dijo había capturado un año antes.

La Fiscalía de Málaga, en sus conclusiones, alega que por el tipo de delito procede imponer al acusado la pena de cuatro meses y quince días de prisión, aunque de conformidad con el artículo 88 del Código Penal propone sustituir la pena de cárcel impuesta en un primer momento por la de tres meses de trabajos al servicio de la comunidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios