Dos plataformas de perforación petrolífera llegarán al puerto

  • El amarre que podría prolongarse entre nueve meses y un año aportaría de 800.000 y 1.200.000 euros a las arcas de la Autoridad Portuaria malagueña

Durante la primera quincena de agosto si no hay retrasos de última hora, llegarán al puerto procedentes de Brasil, las plataformas petrolíferas de perforación West Eminence y West Taurus. Integradas en la flota de la compañía con sede en el Reino Unido Seadrill (considerada como la tercera empresa a nivel mundial en el negocio de las prospecciones petrolíferas), estas superestructuras flotantes, tras cancelar parte de un contrato con la multinacional brasileña Petrobras, atracarán en aguas malacitanas a la espera de regresar a la mar para realizar nuevos trabajos.

Con la previsión inicial de que el amarre se prolongue entre 9 y 12 meses, las plataformas que llegarán con algo menos de una semana de diferencian (primero lo hará la West Eminence y posteriormente la West Taurus), serán posicionadas en la terminal de contenedores. Y aunque la idea inicial era la de que atracarán en el muelle de Levante, una recomendación de Capitanía Marítima aludiendo a las grandes dimensiones de estas estructuras y al estrechamiento que provocarían en el canal de entrada al puerto, finalmente las llevará al muelle número nueve.

Con 83 metros de eslora y 72 de manga en el caso de la West Emimence, que puede calar entre 9 y 23 metros, y 115 metros de eslora y 90 de manga con calados que oscilan entre los 8 y 20 metros para la West Taurus, ambas plataformas autopropulsadas, llegarán a Málaga con parte de su tripulación. Y aunque aún no hay una planificación de las actividades que se realizarán a bordo durante esta larga invernada, la posibilidad de que además de tareas de mantenimiento se efectúen otros trabajos son muy elevadas; un hecho que requeriría una ayuda externa que traería al puerto malagueño a técnicos y diversos talleres.

En términos económicos, la presencia tan prolongada de estas dos superestructuras, además de generar ganancias para diferentes empresas del sector locales o foráneas, podría aportar a la Autoridad Portuaria, según unas estimaciones previas, entre 800.000 y 1.200.000 euros; unas muy buenas cifras que en este caso rentabilizarían los muchos metros de atraques vacíos provocados por la escasez de tráficos comerciales que está viviendo el puerto en los últimos meses.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios