Las playas necesitarán este año menos arena gracias a las lluvias

  • Los aportes naturales de los ríos permitirán a Costas reducir las actuaciones de regeneración de cara a la Semana Santa que empezarán en unas dos semanas

No hay mal que por bien no venga y gracias a las intensas lluvias que están marcando este invierno la Demarcación de Costas se ahorrará este año una gran cantidad de arena para regenerar las playas del litoral malagueño antes de que comience la temporada turística con el inicio de la Semana Santa. Y todo gracias a los aportes naturales de áridos que han recibido las playas de los ríos. Pero ha llovido tanto que además de arena, los ríos y arroyos han arrastrado todo tipo de residuos que han obligado a Costas a desplegar un amplio dispositivo para retirarlos antes de empezar a preparar las zonas de baño de la provincia para la primera gran cita de la temporada.

Había tanta suciedad que, a pesar de ser una competencia municipal, Costas puso en marcha el pasado 11 de enero un dispositivo especial de limpieza en las playas más afectadas que aún no ha terminado. No será hasta dentro de unas semanas cuando el responsable del organismo dependiente del Ministerio de Medio Ambiente, Francisco Javier Hermoso, prevé que se acaben de retirar todas las cañas que siguen apareciendo en la costa por culpa de las lluvias. Mientras tanto, se está aprovechando para evaluar qué playas necesitan recibir arena antes de Semana Santa y cuáles no. El diagnóstico se está realizando en paralelo y en colaboración con los ayuntamientos costeros. Aunque de momento, el jefe de Costas aseguró ayer a este periódico que aún "no se ha determinado ni el volumen ni las zonas donde habrá que actuar". Lo que sí se sabe casi con total seguridad es que no se llegará ni por asomo a los casi 300.000 metros cúbicos de arena que hubo que verter el año pasado en las playas antes de que diera comienzo la Semana Santa por el mal estado que presentaba la mayoría de las playas.

La ventaja este año no sólo ha estado en el hecho de que los ríos hayan aportado de forma natural una gran cantidad de áridos, sino que además los temidos temporales de levante apenas han hecho acto de presencia. "Ha predominado el poniente y eso ha evitado que se produzcan graves daños como ha ocurrido otros años", explicó Hermoso. Eso permitirá a Costas centrar sus esfuerzos, sobre todo, a nivelar las playas, eliminar los posibles escalones y redistribuir los acúmulos de arena que se hayan producido en algunas zonas.

Todavía no está claro cuándo se comenzará a actuar en la regeneración de las playas porque continúa la limpieza que ya ha supuesto la retirada de más de 20.000 metros cúbicos de residuos, a pesar de que las previsiones iniciales apuntaban a una cantidad no superior a los 17.000 metros cúbicos.

Ya se han terminado las tareas de limpieza en las playas de El Chucho y Playazo en Nerja; La Caleta, Torre del Mar y Benajarafe en Vélez-Málaga; El Peñoncillo, El Morche y Ferrara en Torrox, y las de Algarrobo. Sin embargo, se sigue trabajando en las playas de Rincón de la Victoria, Marbella, Benalmádena y Manilva, mientras que Costas empezará en breve a trabajar en Mijas.

20.000

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios