Un 3% de la población de la ciudad de Málaga es analfabeta

  • Más de 19.000 malagueños no sabe ni leer ni escribir, tasa que sube hasta el 7% en los núcleos rurales de la capital

Un 3% de la población de la capital es analfabeta, según se extrae del último estudio de campo realizado por técnicos del Área de Asuntos Sociales del Ayuntamiento de Málaga. Así, en términos absolutos, este dato supondría que de los 568.000 habitantes de la ciudad -según el último censo de 2013-, 19.101 malagueños no saben ni leer ni escribir. Esta cifra aumenta si los grupos analizados son los rurales -también denominados núcleos diseminados-, donde el porcentaje de población analfabeta asciende al 7%, un total de 890 personas de las 12.840 que viven en estas áreas de la ciudad.

El documento municipal, además, recoge datos del nivel de instrucción. De ellos puede extraerse que un 42% de la población no tiene estudios, lo que en términos absolutos supondría unos 238.761 malagueños. Esta tasa de nivel de instrucción aumenta igualmente si los grupos analizados son los rurales, donde el porcentaje de población que no tiene estudios o es analfabeta alcanza el 63%, lo que en términos absolutos se traduce en 8.089 personas de un total de 12.840 residentes.

Se observa de esta forma una amplia diferencia de instrucción entre zonas rurales y la ciudad. De hecho, los datos del documento municipal muestran desigualdades socioculturales en estos núcleos diseminados en relación a la globalidad de la capital, convertidas en una patente "brecha educativa que los separa del conjunto de la población".

En concreto, Málaga cuenta con 45 áreas rurales localizadas en los distritos Este (con 5 núcleos diseminados), Ciudad Jardín (6), Palma-Palmilla (4), Churriana (2), Campanillas (20) y Puerto de la Torre (8). Del total de las 12.840 personas que residen en estas zonas, más de 9.000 habitan en el distrito de Campanillas.

De hecho, este noveno distrito junto con Ciudad Jardín se configuran como dos de los espacios donde residen más malagueños sin estudios -con un 69,2% y un 70,4% respectivamente-. Mientras que Puerto de la Torre, Palma-Palmilla y Campanillas cuentan con la mayor tasa de analfabetismo entre las áreas diseminadas analizadas en el estudio -con un 14,4%, un 14,1% y un 14,1% respectivamente-.

Este estudio de campo del Ayuntamiento muestra también las condiciones de vida de los grupos rurales en lo referido a equipamientos, infraestructuras y comunicaciones. Es este último aspecto el que conforma uno de los principales obstáculos para el desarrollo económico de estas asentamientos rurales y, por ende, para la calidad de vida de sus residentes.

Así, para acceder a 21 de los 45 diseminados, según el estudio municipal, "se ha de transitar varios kilómetros por carriles terrizos, la mayoría en mal estado". A otras 9 áreas se acceden por carriles o carreteras locales con asfaltado "en precarias condiciones"; por lo que son un total de 1.056 personas las que tienen que transitar por carriles terrizos -un 10,6%-. A los otros 15 grupos diseminados restantes se accede directamente por carreteras comarcales, como indica el informe.

En cuanto al equipamiento, los núcleos rurales de mayores dimensiones cuentan con material básico educativo, sanitario y, en algunos casos, social. Mientras que en aquellos asentamientos de menor tamaño la presencia de estos servicios es prácticamente nula, ya que no en todos ellos se encuentran equipamientos de tipo social comunitario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios