El polígono Guadalhorce contará con cinco puntos de entrada en dos años

  • El Ayuntamiento anuncia que realizará un control "exhaustivo" de todas las carreteras internas de esta zona industrial para garantizar su buena conservación · La problemática común son la pavimentación, el saneamiento y la limpieza

El crecimiento urbano de la capital malagueña ha absorbido a la mayoría de polígonos, que en la actualidad sufren los mismos problemas de tráfico de la ciudad. Por su ubicación y su propia dimensión, el polígono Guadalhorce es uno de los más afectados, según explica Manuel Marmolejo, concejal de Polígonos, que asegura que sus problemas de comunicación se resolverán de forma definitiva en el año 2010, cuando esta zona industrial cuente con cinco entradas independientes.

El polígono Guadalhorce dispone en la actualidad de tres accesos, pero en un estado "mejorable". Además, junto a los polígonos Santa Teresa y Santa Cruz, está inmerso en una de las arterias más saturadas de la capital, pues a diario soporta hasta 50.0000 vehículos. Por ello, Marmolejo considera este asunto del tráfico "prioritario". "No es un problema sólo de los polígonos, estamos hablando de un eje que comunica ya la zona norte con la zona oeste de la ciudad. La carretera de Campanillas y la de Torremolinos se ven unidas por ese punto intermedio", afirma Marmolejo, que argumenta que las mejoras llegarán de la mano de la futura hiperronda, proyectada para dentro de dos años y cuyas obras ya se han iniciado por parte de Fomento.

Además del vial metropolitano, está previsto que se realice otro acceso al polígono Guadalhorce por Sánchez Blanca, un proyecto para el que el Ayuntamiento ha pedido ayuda del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) y para el que Adif ya ha dejado listas las pilonas sobre las vías y sólo queda instalar las plataformas. Además, según Marmolejo, en las otras tres entradas (Azucarera, Santa Bárbara e Intelhorce) se realizarán mejoras a corto plazo. "El polígono va a quedar muy buen comunicado", subraya el edil.

Un paseo por los polígonos de la capital deja de manifiesto una serie de problemas comunes, como son la pavimentación, el saneamiento y la limpieza, que la propia presidenta de la Asociación de Polígonos de Málaga (Apoma), Ana María López, reconoce. Además de la prostitución, que sólo afecta al del Guadalhorce, donde una ONG pondrá en marcha un módulo de atención a las prostitutas, merced al convenio firmado entre el Ayuntamiento y la Junta. Sobre la conservación de los viales, Marmolejo anuncia que desde su área van a realizar un control exhaustivo de todas las carreteras internas de los polígonos para garantizar su buena conservación. Según explica, en muchos casos los problemas derivan de la antigüedad de las instalaciones, pues algunas se pusieron en marcha hace tres décadas. "La red de saneamiento tiene un problema grave que se irá resolviendo conforme recepcionemos nuevos polígonos", añade el concejal. En el caso del Guadalhorce, Emasa ya tiene redactado el proyecto.

Las mejoras de limpieza en los polígonos, por su parte, pasan por la instalación de un Punto de Concentración de Residuos (PCR). En la actualidad sólo tres instalaciones lo tienen en marcha, el Guadalhorce, San Luis y el Centro de Transporte de Mercancías No obstante, Marmolejo anuncia que ya están en cartera la de los polígonos Alameda, El Viso, Santa Teresa y Villa Rosa. Dice que las cuatro empezarán a funcionar a lo largo del presente año.

El otro "gran proyecto" en el que trabaja el Ayuntamiento para las zonas industriales de la capital es un plan de guarderías municipales, cuya prioridad serán los polígonos Alameda, El Viso, Guadalhorce y San Luis. Según explica Marmolejo, los técnicos están estudiando su modelo de gestión.

El futuro Plan de Reordenación Urbana (PGOU) de la capital contempla un cambio en el tipo de suelo de los polígonos, que dejará de considerarse suelo industrial en favor de comercial. De este modo, según explica el edil Manuel Marmolejo, cada empresa podrá destinar la mitad de su superficie para la venta y la otra mitad como almacén. Además, los empresarios podrán trabajar directamente con minoristas. Por otro lado, el concejal de Polígonos anuncia la creación de tres nuevas zonas industriales en la capital: el parque empresarial de Intelhorce y otras dos sobre los terrenos de la desaparecida fábrica de Cerveza Victoria y las antiguas instalaciones de Ron Bacardi. "Siempre existe demanda y faltan zonas industriales", apostilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios