La polución agrava las alergias y provoca nuevos casos

  • Los expertos alertan de que los alérgicos al polen aumentarán en los próximos años

Comentarios 1

La contaminación atmosférica es uno de los grandes enemigos de los alérgicos. Los síntomas respiratorios de estos enfermos se agravan cuando el exceso de gases y partículas en el aire se une a las elevadas concentraciones de polen. Pero lo más preocupantes es que favorece la aparición de nuevos casos en las personas sanas y, según los expertos, irán en aumento en los próximos años.

Los últimos estudios realizados por la comunidad científica corroboran que existe una relación muy directa entre la contaminación de la atmósfera y el empeoramiento que sufre la salud de los alérgicos en determinadas épocas del año. El jefe del servicio de Alergología del Hospital Carlos Haya de Málaga, Miguel Blanca, asegura que los gases químicos producen irritación en las vías respiratorias y "al inhalarlos junto al polen hace que aumenten los problemas en los enfermos".

De hecho, explicó que cuando la contaminación aumenta en la primavera, el número de pacientes aumenta en las consultas.

Pero la irritación de las mucosas también hace que se incremente el riesgo de que una persona sana desarrolle una alergia al polen en el futuro. Según María del Mar Trigo, profesora de Biología Vegetal de la Universidad de Málaga, los pólenes penetran "más fácilmente" en el sistema respiratorio cuando las vías están irritadas por culpa de la contaminación.

La presencia de partículas en suspensión en la atmósfera no suele provocar incidencias significativas en la población en general, aunque sí agravar los síntomas de aquellas personas que padezcan asma o problemas crónicos respiratorios.

La acumulación de este tipo de sustancias en el aire suele provocar cuadros de irritación bronquial, cuyos principales síntomas son la tos, dificultades para respirar y pitos en la voz. Sin embargo, los especialistas no han detectado en Málaga ninguna enfermedad asociada a la emisión de ozono a la atmósfera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios