La portavoz de La Invisible dice que el edificio "es seguro"

La portavoz de La Casa Invisible, Amanda Romero, informó ayer de que centro social ha presentado en estos días el Informe de Inspección Técnica de Edificios (ITE) en la Gerencia de Urbanismo, algo que ya hizo también en 2011, y que detalla que el edificio es "seguro y estable". A juicio de Romero, "La Casa Invisible ha demostrado una vez más que los argumentos que el Ayuntamiento usa como pretexto para denegar la cesión e iniciar el expediente de desalojo son insostenibles".

Asimismo, apuntó, tras recordar el "éxito" de la manifestación bajo el lema La cesión es la solución, que la vista de los técnicos municipales del Servicio de Conservación, que han dado su visto bueno al informe, "se celebró el pasado 7 de marzo". Junto a Romero estuvieron en rueda de prensa Eduardo Serrano y Kike España, dos de los miembros del equipo de arquitecturas de La Invisible. Así, Serrano incidió en que "como no podía ser de otra manera en un edificio del siglo XIX, es necesario acometer una serie de intervenciones", al tiempo que explicó que "como en todos inmuebles malagueños de estas características, la Inspección Técnica de Edificios es desfavorable debido a defectos perfectamente subsanable".

En concreto, apuntó que la página seis del informe "es taxativa" cuando dictamina que "no son necesarias medidas urgentes, ya que no existen problemas graves de estabilidad estructural ni se observan riesgos de desprendimientos". Por otro lado, señalaron que el coste que la propia Casa Invisible estima para la primera fase de esas intervenciones de acondicionamiento y rehabilitación es de unos 150.000 euros. En este punto, Serrano señaló también que "nuestro propio proyecto de rehabilitación fue reconocido por el Ministerio de Cultura, al seleccionarlo en 2016 como ejemplo en todo el país de intervención arquitectónica en conexión con el proyecto cultural que alberga".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios