Cuatro presas abren sus compuertas al estar al límite por culpa de la lluvia

  • Los pantanos están a tope y por primera vez rozan un volumen embalsado de 600 hectómetros cúbicos · La Concepción está por encima de su capacidad

Comentarios 1

A punto de entrar en el ecuador de la primavera, los pantanos malagueños ofrecen una imagen insólita que no se recuerda y que obliga a cuatro de ellos a estar aliviando agua porque ya no les cabe ni una gota más. Las compuertas de las presas de La Concepción, Guadalhorce, Guadalteba y Limonero vuelven a abrir por culpa de las últimas lluvias que han puesto nuevamente al límite a los embalses de la provincia, que rozan por primera vez los 600 hectómetros cúbicos de recursos almacenados.

Los casi 900 litros por metro cuadrado que han caído en el embalse que abastece a toda la Costa del Sol occidental desde que empezó el año hidrológico el pasado 1 de octubre han hecho que La Concepción ya no dé más de sí y que esté cinco hectómetros cúbicos por encima de su capacidad de seguridad que es de 56 hectómetros cúbicos. La Agencia Andaluza del Agua ordenó la apertura de la presa el jueves a las 20:00 y ayer a última hora aún seguía desembalsando unos siete metros cúbicos por segundo.

Ya ayer por la mañana le tocó el turno a los pantanos del Guadalhorce y Guadalteba que durante todo el día estuvieron aliviando en torno a 30 metros cúbicos por segundo ante la previsión de lluvia anunciada por el Centro Meteorológico. A última hora de la tarde, fuentes de la Delegación Provincial de Medio Ambiente señalaron que el caudal que se estaba desembalsando se redujo hasta los nueve metros cúbicos por segundo entre las dos. También la presa del Limonero, construida para regular el río Guadalmedina y prevenir inundaciones en Málaga capital, tuvo que empezar a desembalsar agua a partir de ayer por la tarde por razones de seguridad. De momento, el pantano está soltando cinco metros cúbicos por segundo que es lo que los técnicos consideran que garantizará mantener el nivel de seguridad dado el volumen que tiene embalsado en estos momentos.

Lo más probable es que los cuatro pantanos sigan desembalsando agua hoy ante las previsiones que advierten que seguirá lloviendo durante buena parte del fin de semana, lo que se suma además a las intensas precipitaciones que se registraron la semana anterior.

Y eso que puede parecer una buena noticia para aumentar los recursos hídricos de una provincia con tantos graves periodos cíclicos de sequía empieza a convertirse en un problema por la escasa capacidad de almacenamiento que tiene. Los 610 hectómetros cúbicos de capacidad total con los que cuentan los siete embalses malagueños han demostrado ser insuficientes en un año tan lluvioso como el actual que ha motivado que a poco más de un mes y medio para que empiece el verano dispongan de casi 598 hectómetros cúbicos.

598

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios