La presidenta de Fuerte Hoteles, una mujer luchadora y ejemplar

  • Isabel García Bardón recibirá "con gran emoción en tiempos difíciles" la Medalla de Andalucía

El caso de Isabel García Bardón es de los de, como se suele decir, para enmarcar. Se quedó viuda en 1984 y, sin experiencia, en un mundo aún bastante machista y cinco hijos de diferentes edades, se puso al frente de la compañía familiar, la cadena malagueña Fuerte Hoteles, y no sólo consiguió sacarla adelante sino convertirla en un referente en el sector a escala nacional e internacional, pues la firma cuenta con instalaciones en distintos puntos de Andalucía, México o Jamaica.

La dirección de la empresa recae ahora de forma directa en sus hijos aunque Isabel García se mantiene al pie del cañón como presidenta. Si tiene mérito su faceta como empresaria, no lo es menos su amplia labor social. Preside desde hace más de 20 años la asociación Horizonte Proyecto Hombre de Marbella en la que ayudan a personas drogadictas y dedica gran parte de su tiempo a la Fundación Fuerte, que promueve actividades socio-culturales, a la vez que participa en otra serie de fundaciones empresariales y sociales a escala andaluza.

"La acción social es mi principal afición. La labor de las madres de los enfermos [drogadictos] me ha servido para no hacerme nunca la víctima por quedarme viuda sino que me han dado mucha fuerza", explicaba Isabel García a este diario en una entrevista realizada hace unos años.

Por todos estos méritos, la Junta de Andalucía le concedió ayer la Medalla de Andalucía. "Me llena de orgullo y satisfacción porque pienso que habrá muchos andaluces y andaluzas que se lo merezcan. Es un respaldo en tiempos difíciles y una gran emoción", señaló ayer la presidenta de Fuerte Hoteles. Una mujer trabajadora y solidaria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios