Málaga

Los presos de Alhaurín se duchan a manguerazos por falta de agua

  • Desde esta semana los cortes serán menos restrictivos con el aljibe ya casi recuperado

Comentarios 3

Los presos de Alhaurín de la Torre han pasado un fin de semana dramático por los problemas de abastecimiento de agua que vive la prisión malagueña desde el pasado jueves. Apenas tienen una hora de suministro, de 19:30 a 20:30. En este rato, los 1.361 internos sólo tienen tiempo para hacer cola y llenar de la manguera de uno de los patios del recinto un cubo de agua para asearse durante todo el día. Tras varias jornadas sin ducharse, este fin de semana han recurrido a los manguerazos para aliviar el calor e improvisar una ducha.

El director del centro penitenciario malagueño, Juan Antonio Marín, aseguraque esta misma semana se recuperará la normalidad, al menos de forma parcial. "Hoy sólo faltan 14 centímetros para llenarse el aljibe por completo, por lo que volvemos a tener agua y los cortes serán menos restrictivos", afirmó ayer Marín.

Estos problemas se arrastran desde la apertura de la prisión en 1992. La cárcel malagueña se abastece de un pozo propio pero sólo cuenta con un aljibe para el suministro. Llegado los meses estivales, el aumento del consumo deja sin agua y sin presión la instalación, según explicó el propio director del centro. Además, la cárcel de Alhaurín se concibió sólo para 844 internos pero esta cifra se supera en la actualidad con creces, aunque en los últimos meses se ha reducido la masificación, pues el centro ha llegado a superar los dos millares de reclusos. Con tantos reclusos el consumo de agua, obviamente, también es mayor.

Los presos cuentan con tres botellas de agua mineral para su consumo, aunque desde la dirección aseguran que en caso de ser necesario más botellas, serán suministradas. Además de incomodidades, esta situación también tiene un coste añadido, que ronda los 1000 euros diarios en botellas. Desde la sección sindical de UGT prisiones dicen que el principal problema es la higiene. "Hace mucho calor y el olor es insoportables. Los presos conviven en módulos de más de 100 personas y no se puede seguir así, pero sabemos que los cortes se mantendrán hasta el mes de septiembre, como ocurre todos los años", afirma Antonio González, secretario de la citada sección sindical. El director hace un llamamiento al consumo moderado para maximizar los recursos y espera que en un breve periodo lleguen las soluciones definitivas, la petición está realizada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios