El presunto asesino en serie se somete a una evaluación mental

  • La defensa del hombre imputado por la muerte de dos mujeres en Marbella y Mijas pide que se aclare si sufre una enfermedad

El hombre imputado por su presunta relación con la muerte el pasado año de dos mujeres en los municipios malagueños de Mijas y de Marbella ha sido sometido a una prueba o evaluación forense sobre la situación mental que presenta, según informaron a Europa Press desde su defensa. La defensa del imputado solicitó en noviembre de 2011 que se practicara a su cliente una pericial psiquiátrica con el objetivo de determinar la existencia de una posible enfermedad mental en el hombre, que fue detenido en septiembre del pasado año en relación con los dos hechos.

Así, se le ha realizado una evaluación forense, pero no en la especialidad psiquiátrica que fue pedida, por lo que desde la defensa han indicado que una vez estudien el informe se verá la posibilidad de pedir que se le realice un nuevo estudio por parte de expertos en psiquiatría. Además, el presunto asesino en serie fue citado a mediados de este mes de enero en el Juzgado de Instrucción número 4, que se encarga de la investigación de ambas muertes, para tomarle declaración ampliatoria, aunque el hombre se negó a declarar, según han precisado las mismas fuentes.

La Policía Nacional y la Guardia Civil detuvieron el 24 de septiembre en la localidad malagueña de Mijas a este hombre por su presunta relación con ambas muertes. Al parecer, ya había sido condenado a 18 años por matar a otra mujer en Alemania en 1988. El juzgado instructor decretó el ingreso en prisión del detenido, al que inicialmente se le imputarían los delitos de homicidio o asesinato, robo con violencia, usurpación de personalidad y estafa en grado de tentativa.

En su primera comparecencia ante el juez, admitió su participación en los dos crímenes. La primera de las muertes fue el 11 de agosto en la urbanización Mansión Alhamar, en Mijas, donde fue hallado el cadáver de la mujer, de 45 años, que presentaba heridas de arma blanca. El segundo hecho ocurrió en Marbella, en concreto en el núcleo de San Pedro Alcántara, el 10 de septiembre, cuando fue encontrado el cuerpo de una mujer de 47 años, fallecida también por heridas de arma blanca.

La madre del presunto homicida y la compañera sentimental también fueron detenidas, ya que presuntamente el hombre entregó a la primera los teléfonos móviles y a la segunda las tarjetas de crédito que había sustraído a sus víctimas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios