La primavera será mala para los alérgicos debido a las últimas lluvias

  • Las mayores concentraciones de polen son ahora de parietarias y cipreses, pero se espera que en diez días suban de forma progresiva las de plátanos de sombra

Faltan sólo catorce días para que comience la primavera y los expertos ya alertan de que será especialmente dura para los alérgicos. Las lluvias de las últimas semanas han favorecido la floración repentina de numerosas especies, especialmente distintos tipos de hierbas, que sufrían un severo estrés hídrico por culpa de la sequía.

La ausencia casi total de lluvias durante el invierno provocó que la floración de algunas especies herbarias, como las parietarias, se quedara estancada hasta mediados de febrero. Sin embargo, aunque haya llovido poco en las últimas semanas, "han crecido mucho porque la lluvia ha disparado su crecimiento y se espera que la primavera se presente complicada para los alérgicos a este tipo de polen", aseguró a este periódico María del Mar Trigo, profesora de Biología Vegetal de la Universidad de Málaga.

Las concentraciones de parietarias y cipreses son en estos momentos las más altas en la provincia de Málaga, sobre todo en las zonas del interior, y se prevé que sigan aumentando de forma progresiva durante los próximos días.

Su intensidad y duración, en cambio, dependerán de si llueve o no durante la primavera ya que, según la bióloga, si continúa sin llover el periodo de polinización de las especies herbáceas será más corto que otros años.

Pero aunque las últimas lluvias han logrado revitalizar el crecimiento de muchas especies, apenas influirán en la floración de los árboles que son por lo general más resistentes a los periodos secos. De hecho, la experta señaló que dentro de diez días se espera que se produzca el mayor pico de los niveles polínicos de los plátanos de sombra que ya están empezando a florecer.

Los pólenes de olivo y gramínea, a los que son alérgicos el 80% de los pacientes de la provincia de Málaga, no han empezado aún a notarse y lo normal es que no lo hagan hasta el próximo mes. Sus mayores concentraciones se producirán durante el mes de mayo y se mantendrán previsiblemente hasta mediados de junio.

Como viene siendo habitual en los últimos años, las cálidas temperaturas registradas durante el invierno han propiciado que se vuelva a adelantar la temporada de alergia. Los hospitales malagueños empezaron a finales de enero a atender a los primeros pacientes aquejados de alergia a los ácaros, cipreses y parietarias.

Los expertos ha comprobado que la tendencia es que el periodo de floración se adelante entre tres y cuatro días cada año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios