La primavera se prevé peor para los alérgicos por las últimas lluvias

  • Los alergólogos estiman que será más dura que la de 2017 porque es más fuerte la polinización

Campo lleno de flores tras las lluvias de esta primavera. Campo lleno de flores tras las lluvias de esta primavera.

Campo lleno de flores tras las lluvias de esta primavera. / javier flores

Malas noticias para los alérgicos: esta primavera será más dura para ellos que la del año pasado. La razón es que las últimas lluvias han favorecido que la polinización sea más fuerte. En síntesis, hay más polen en el aire y por lo tanto están más expuestos a los alérgenos. La especialista del Servicio de Alergología del Hospital Regional Paloma Campo explica que la situación varía cada año según cómo haya sido el otoño y el invierno previos en lluvias, temperatura y humedad. "Y por esas condiciones, este año será peor para los alérgicos porque debido a esas circunstancias, esta primavera hay más polen en el ambiente", asegura la especialista.

Aunque a continuación aclara que todo puede cambiar para bien en caso de que vuelva a llover -porque el polen se precipitaría- o que haga mucho calor -porque las gramíneas se secarían y habría menos polen-. En ambas situaciones, los alérgicos tendrían entonces una primavera más llevadera. Campo matiza que la incidencia -con las condiciones actuales y siempre que no cambien esas circunstancias- se prevé moderada, pero claramente "más fuerte" que la vivida el año pasado.

Si vuelve a llover o si aprieta mucho el calor, mejoraría la situación para estas personas

Por ello, la especialista da algunos consejos para que los alérgicos sobrelleven mejor esta estación. Esas recomendaciones incluyen evitar la exposición a los alérgenos en los días de viento, utilizar gafas para impedir que entren en contacto con los ojos, consultar la página de la Universidad de Málaga (www.uma.es) que informa cada día del polen que hay en el ambiente, tomar la medicación, viajar en coche con las ventanillas cerradas y filtros antipolen en el aparato de aire acondicionado y consultar con un alergólogo en caso de que sea necesario. "Porque hay soluciones", insiste Campo. El tratamiento más importante es la vacuna contra la alergia.

Los síntomas suelen ser rinitis, estornudos y picor en los ojos. Una alergia sin tratamiento o mal tratada puede convertirse en asma. Por eso los facultativos siempre recomiendan acudir a un especialista. Las alergias más frecuentes en el litoral de la provincia son a los ácaros del polvo y a las parietarias. En el interior, son más habituales la de las gramíneas, el olivo y las parietarias.

La Sociedad Española de Alergología calcula que en torno al 30% de la población padece algún tipo de alergia. Los especialistas estiman que la patología está infradiagnosticada y que hay muchas personas que la sufren, pero no lo saben. De ahí que hagan hincapié en la consulta con un alergólogo ante los síntomas típicos de esta enfermedad. Su aparición puede producirse a lo largo de toda la vida, pero hay dos picos más frecuentes; uno, en la infancia y otro, durante la adolescencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios