Los primeros afectados por el brote de legionela comienzan sus declaraciones

  • Las comparecencias ante los tribunales acabarán el próximo 29 de marzo

Los dos primeros afectados por el brote de legionela que se originó en el Club de Hielo de Arroyo de la Miel en junio del pasado año acudieron ayer a declarar al Juzgado de Instrucción número 2 de Torremolinos.

El abogado de la Asociación Defensor del Paciente representó a uno de ellos que se integra dentro de la plataforma que coordinó la asociación y que integra a más de una veintena de afectados. El letrado indicó que la persona que representa es vecino de Arroyo de la Miel y ha explicado su caso particular ante el juez instructor de este proceso. Además se le ha realizado el pertinente reconocimiento por parte de los médicos forenses para determinar los problemas médicos que le haya podido producir la legionela para poder exigir posteriormente las correspondientes responsabilidades.

Vázquez apuntó que estas primeras citaciones se encuadran dentro de las diligencias previas de este proceso a la espera de que comience el juicio.

En total son 23 personas las que han sido requeridas por el juzgado torremolinense a declarar y la siguiente cita será 10 del mismo mes cuando acudirán otros dos afectados; el 13 de marzo declararán nueve más; y, por último, el 28 de marzo testificarán los últimos nueve de esta primera fase.

Así, Vázquez adelantó que para el próximo mes de abril tendrán que acudir a las dependencias judiciales más personas a declarar por este mismo caso aunque no pudo precisar el número exacto ni las fechas en que acudirán.

El primero de los afectados fue llamado a testificar la pasada semana pero acudió a la sede judicial torremolinense porque se encontraba en el extranjero. Estas diligencias se abrieron después de que la Fiscalía de Málaga considerara que existían indicios de delitos de homicidio y lesiones imprudentes, tras haber examinado la información que le remitió la Junta de Andalucía y la denuncia presentada por la asociación, por lo que el caso se trasladó a un juzgado para que se incoaran diligencias previas.

El Defensor del Paciente ya presentó diversas denuncias de posibles perjudicados, en algunos casos de personas supuestamente afectadas, que sufrieron periodos de baja laboral presuntamente a consecuencia del brote y que residen en las inmediaciones de donde se encuentran las instalaciones, en Arroyo de la Miel.

Por otro lado, hace unos días el instructor del expediente sancionador abierto a la Unión Temporal de Empresas (UTE) del Club de Hielo realizó una propuesta a la Delegación Provincial de Salud para sancionar con 60.100 euros, tras concluir que se produjeron varias faltas graves en el funcionamiento de las instalaciones.

En la propuesta, el instructor declara probado que esta UTE "no notificó la puesta en marcha de la torre de refrigeración a la administración sanitaria competente", lo que le correspondería a ésta como concesionaria.

Lo mismo ocurre con el mantenimiento, al estimar que el hecho de que se hubiera delegado en otra empresa "no exime de la responsabilidad directa de sus obligaciones", indica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios