Málaga

Los primeros edificios de la 'Manzana Verde' saldrán a concurso en enero de 2019

  • La obra de estos cinco inmuebles, que albergarán unos 320 pisos sociales, podría arrancar en 2020

Infografía sobre el futuro barrio ecológico proyectado en los suelos de El Duende y la EMT. Infografía sobre el futuro barrio ecológico proyectado en los suelos de El Duende y la EMT.

Infografía sobre el futuro barrio ecológico proyectado en los suelos de El Duende y la EMT.

El Ayuntamiento de Málaga parece seguir decidido en ir adelante en la construcción del primer gran barrio sostenible de la capital, la denominada Manzana Verde. Para ello, los responsables municipales han diseñado una hoja de ruta con la que se busca aprovechar lo que queda de año para encargar la redacción de los proyectos de ejecución de los primeros cinco edificios programados, que darán cabida unas 320 viviendas sociales (un tercio aproximadamente de las 980 previstas en todo el conjunto). Los mismos serán elaborados por los mismos equipos de arquitectura que fueron seleccionados mediante un concurso de ideas celebrado hace ahora poco menos de un año. Estas edificaciones se levantarán sobre los actuales terrenos de Servicios Operativos, en la finca de El Duende. A este espacio habrá que sumar una segunda etapa incluyendo la actual cochera de la EMT, cuyo traslado sigue sin un calendario claro.

Así, según la información aportada ayer por el Ayuntamiento, en el marco de la presentación del libro La Manzana Verde, nuevas formas de habitar, los proyectos básicos serán vinculante para los promotores que ganen el concurso público de edificación previsto para enero de 2019. En el supuesto de que haya empresas interesadas en su desarrollo, los primeros trabajos podría iniciarse en 2020.

La gestión del proyecto es de tipo mixto, donde el Ayuntamiento asume la responsabilidad de la coordinación, la ordenación de volúmenes, el diseño de los proyectos y ordenación y urbanización del ámbito de la Manzana Verde, cuyos costes repercute posteriormente en los adjudicatarios de las obras de edificación.

Configurada como un polígono de cerca de 90.000 metros cuadrados, donde el tráfico viario ordinario es periférico al modo de las supermanzanas (la primera en Málaga fue la almendra de la Ciudad Antigua), la Manzana Verde renueva el vínculo con la ciudad clásica mediterránea, compacta en la edificación, compleja en la mezcla de usos, y de proximidad a los servicios básicos ciudadanos. La propuesta busca convertir este barrio en ecológico, de manera que se utilicen criterios de certificación ecológica en el tratamiento de los materiales y residuos que originen los movimientos de tierra, la urbanización de los terrenos y la edificación.

De otro lado, el alcalde, Francisco de la Torre, presentó ayer el Encuentro Internacional sobre Cambio Climático que tendrá lugar en la ciudad los próximo 31 de mayo y 1 de junio, un evento organizado por el OMAU que reunirá a los mejores expertos en la materia. El encuentro pretende mostrar las diferentes prácticas que están siguiendo algunas ciudades europeas para abordar el cambio climático desde la configuración de la ciudad y el territorio, la movilidad, el metabolismo urbano , la biodiversidad, la resilencia y la educación ambiental. Participarán como ponentes del encuentro representantes de Essen, Barcelona, Génova, Estocolmo, Sevilla, Bristol, Valencia, la Junta de Andalucía, el Gobierno de las Islas Baleares, así como de Málaga, junto con organizaciones como Conama, Cities C40, Eurocities y la Fundación renovables.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios