Málaga

Un 25% del profesorado interino secunda la primera jornada de huelga por su estabilidad

  • En algunos centros de la costa y del interior de la provincia la actividad casi estuvo paralizada

Protesta de interinos. Protesta de interinos.

Protesta de interinos. / j. pablo García

Demandan quedarse con la plaza que ocupan desde hace años, que se les valores más la experiencia docente y no tener que concurrir en igualdad de condiciones con los aspirantes que nunca antes han accedido al sistema educativo. En definitiva piden estabilidad en sus puestos de trabajo y, a un mes y poco del final de curso y de las oposiciones, los profesores interinos iniciaron ayer una huelga con la que pretenden presionar para que cambie la postura de la Consejería de Educación. En los centros malagueños, la primera jornada de paro fue secundada por uno de cada cuatro interinos, es decir, un 25% de los afectados, según cifras aportadas por el sindicato CGT. En institutos de los municipios costeros más alejados como Marbella, Manilva y Estepona hasta la zona del Campo de Gibraltar y en los del interior, el paro afectó al ritmo normal de las clases. "Hay centros en los que la actividad está casi paralizada por falta de profesorado", comentó Ignacio Contel, portavoz de Enseñanza del sindicato CGT. "El personal interino está desplazado a los sitios donde nadie quiere, por eso en la capital es mínimo, pero hay centros con tasas de hasta el 70%, ahí es donde más conflicto va a haber", agregó.

Los profesores interinos demandan dos vías de entrada al sistema público, una para los que tienen tiempo de servicio y otra para los aspirantes, que se repartirían las plazas de la tasa de reposición. Dicen que desde el decreto de racionalización de gasto de 2012 las administraciones públicas sólo han sacado a concurso un 10% de las plazas vacantes por lo que miles de aspirantes han estado seis años con las posibilidades de obtener un puesto muy mermadas. "Ahora, cuando convocan con cifras significativas, nos encontramos que no se valora el tiempo de servicio como en situaciones anteriores", dijo el portavoz sindicar. También denunció los "servicios mínimos" que ha dictado la Consejería de Educación, que ha obligado a todos los docentes a realizar la evaluación de sus alumnos. "A la Junta lo que le preocupa sobre todo es que tengan sus notas, hacer números y sacar adelante el curso, sea como sea, no la estabilidad de las plantillas, si hay garantías de formación continua y calidad educativa", subrayó Ignacio Contel.

El jueves esperan que el seguimiento de la movilización sea mayor ya que se realizará en Sevilla una jornada de protesta de ámbito regional. En ella volverán a reiterar que pese el tiempo de servicio como antes, un punto por año trabajado hasta un máximo de diez y no los 0,7 de ahora, y que se pueda presentar un informe de la experiencia docente para no tener que concurrir en la prueba práctica de los exámenes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios