La 'nueva' plaza de la merced Proyecto de reurbanización del emblemático espacio del centro

La promesa 'estrella' del alcalde, con el tiempo justo para las municipales

  • La regeneración de la plaza de La Merced costará unos 4,8 millones y tiene un plazo de ejecución de seis meses · El diseño peatonaliza los laterales de Casas de Campos y de los antiguos cines Astoria y Victoria

Comentarios 8

El proyecto estrella del alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, para el presente mandato ya tiene forma, pero llega con el tiempo muy justo. La reurbanización de la Plaza de la Merced, cuyo coste se eleva a 4,8 millones de euros y con seis meses de plazo, seguirá la estela de la peatonalización de la calle Larios y la rehabilitación del Parque como iconos urbanos y atractivos electorales, en este caso cara a las municipales de 2011. Presentada ayer la iniciativa, se prevé que salga a concurso en septiembre, lo que obligará al equipo de gobierno del PP a adjudicarla con urgencia para que su terminación se produzca en la antesala de la cita con las urnas de mayo, como ya ocurriera con el Parque en el año 2007. No obstante, el regidor restó importancia a que la terminación tenga lugar en un mes u otro y comentó: "estará cuando esté". Sin embargo, parece que el Ayuntamiento ha esperado lo máximo, toda vez que la idea fue puesta sobre la mesa por primera vez por el entonces concejal de Urbanismo Juan Ramón Casero al final del mandato anterior y, posteriormente, recogida en el presupuesto municipal de 2009.

La intervención, diseñada por los técnicos de la Gerencia de Urbanismo, conserva los elementos principales de la Merced, incluida la elevación del escenario central, donde se localiza el monumento a Torrijos. En ese punto, el pavimento será renovado y cambiado por el mismo del Parque.

La gran novedad reside en la peatonalización del lateral próximo a Casas de Campos, zona de la que el regidor habló como una zona "de interés mundial" por su vinculación con la familia de Pablo Ruiz Picasso. También se cierra al tráfico el lado de la manzana de los cines Astoria y Victoria, que el equipo de gobierno del PP pretende adquirir.

Mientras, el lado sur (principal punto desde el que acceden los peatones a la plaza) y oeste seguirán abiertos al paso de tráfico, aunque con sentidos diferentes a los actuales. Así, el primero, ahora con dirección única hacia el túnel de la Alcazaba o la calle La Victoria, incluirá doble sentido, permitiendo que los vehículos procedentes de la Victoria o el túnel puedan entrar por esta parte de la plaza, dado el cierre de Casas de Campos.

"El proyecto es muy conservacionista, por un lado, pero al tiempo rehabilitador", destacó el alcalde, quien cifró el aumento del espacio que se gana para el peatón en un 50% con respecto al estado actual. A ello sumó la mejora que se produce en el arbolado, sustituyendo 25 de las jacarandas actuales por otros ejemplares, a los que se sumarán otros hasta llegar a 46 en la parte central, al tiempo que se colocarán 28 naranjos junto a Casas de Campos y en el lateral sur, y 4 magnolios en la fachada del Astoria. A ello se añade la renovación y conservación de los elementos del siglo XIX, como la barandilla. "El objetivo es que ese lugar de encuentro que es La Merced se mejore y dé más posibilidades para la convivencia, el disfrute y la potencialidad cultural de Málaga", apostilló el alcalde.

La solución definitiva modifica sustancialmente las primeras ideas a las que dieron forma en Urbanismo, que proponía la eliminación del desnivel existente entre la parte central de la plaza y sus laterales, así como la barandilla existente. Esta opción provocó un amplio rechazo vecinal, lo que obligó al equipo de gobierno a dar marcha atrás. El proyecto actual sí cuenta con el aval de los residentes y comerciantes del entorno.

La presidenta de la Asociación de Vecinos de la Plaza de la Merced, María Teresa Repiso, mostró su satisfacción con la actuación. "Está muy bonito", comentó, aunque expuso una queja por la eliminación de unas 70 plazas de estacionamiento en superficie. Sobre este detalle, el alcalde admitió que se están analizando soluciones en puntos de las calles Refino y Jinetes, donde hay parcelas donde se pueda dar respuesta a estos vecinos así como a otros. Incluso, comentó que en la zona de actuación de rehabilitación concertada en Lagunillas "hay parcelas donde se podrían contemplar más plazas de estacionamiento".

Muestra de la importancia que da el equipo de gobierno del PP a esta intervención se pudo observar en el gran número de concejales que ayer se dio cita en la presentación del proyecto, que estuvieron acompañados por los vecinos de la plaza de la Merced. Los responsables de Urbanismo, Manuel Díaz Guirado; de Turismo, Elías Bendodo; Economía, Carolina España; de Vivienda y del distrito Centro, Diego Maldonado; de Movilidad, Juan Ramón Casero; de Accesibilidad Universal, Raúl López, y de Comercio, Purificación Pineda.

Desde la oposición, el PSOE avaló que el proyecto contemple un aumento del espacio peatonal y respete la fisonomía de la plaza, pero criticó que no se haya pensado la operación en conjunto con el futuro de los antiguos cines. "Debería ser una actuación integral", comentó Rafael Fuentes, portavoz socialista, quien subrayó el interés del alcalde por tener lista la obra antes de las elecciones.

Por su parte, el portavoz de IU, Pedro Moreno Brenes, consideró que en este momento se presenta "la oportunidad" de hacer "una gran plaza que mire a la Alcazaba y a Alcazabilla". Para ello, apuntó, seria necesario expandir la superficie de la misma ocupando la parcela del Astoria y el Victoria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios