La promotora del hotel de Moneo pedirá la licencia "de inmediato"

  • "Ya dijimos que la decisión no se ajustaba a derecho", dice José Luis López después de que el juez valide el proyecto de urbanización

José Luis López, en la zona de Hoyo de Esparteros. José Luis López, en la zona de Hoyo de Esparteros.

José Luis López, en la zona de Hoyo de Esparteros. / javier albiñana

Comentarios 1

El fallo emitido por el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 4 de Málaga sobre el hotel de Moneo no solo libera del entuerto político-judicial el proyecto de Hoyo de Esparteros, sino que además sentencia la posición adoptada por los grupos de la oposición municipal ante los informes técnicos emitidos por la Gerencia de Urbanismo. El voto contrario a la propuesta de aprobación del proyecto de urbanización, como paso previo a la concesión condicionada de la licencia de obras, acabó por lastrar de manera definitiva la iniciativa impulsada por Promociones Braser, que, según su versión, perdió la posibilidad de disponer en aquel momento de los fondos europeos solicitados para poner en marcha los trabajos de construcción.

Año y medio después de aquella sesión, el asunto vuelve a la casilla de salida. Lo hace eso sí con un dictamen judicial favorable a la promotora, que ya anuncia que de manera "inmediata" va a solicitar al Ayuntamiento la concesión del permiso de obras, aunque el mismo acabe estando "condicionado" al acuerdo para reestructurar el pago de los 4,8 millones de euros a los que se comprometió la mercantil en el origen de la propuesta. Este asunto, previsiblemente, quedará desbloqueado en las próximas semanas con la firma de una adenda al convenio de marzo de 2008, en la que se perfilará el abono de una primera cuantía de 2 millones en metálico y del resto una vez culminen las edificaciones.

"Miramos a futuro; que de una vez nos permitan arrancar y hacerlo realidad", dice

"La sentencia pone en su sitio judicialmente una legalidad que nos correspondía; ya dijimos que la decisión que se tomó en su momento no se ajustaba a derecho", admitía ayer el representante de Braser, José Luis López, quien no esconde su pesar por el tiempo transcurrido hasta que se ha demostrado que el acuerdo del Consejo de Urbanismo no tenía base. "Desgraciadamente no palia la pérdida de los fondos Jessica y la posibilidad de haber podido arrancar en aquel momento el proyecto", apuntaba, al tiempo que confesaba: "no está pagado el haber perdido aquella oportunidad por una decisión que no era acertada".

López despeja la duda sobre la posibilidad o no de reclamar patrimonialmente al Ayuntamiento tras esta decisión. "Miramos a futuro, queremos que de una vez nos permitan arrancar y hacerlo realidad cuanto antes", declaró a este periódico. En el momento actual, aclaró, la empresa cuenta con la financiación preaprobada por parte de las entidades financieras, aunque incide en que los bancos "quieren ver realidades". "Lo único que pido es que me dejen desarrollar el proyecto; miras para atrás y dices qué lastima", expresó, recordando que no siempre es la empresa "la mala de la película" y la que "incumple" las obligaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios