Los promotores reducen su inversión en 4.000 millones en sólo dos años

  • La caída en picado de las ventas ha provocado que el desembolso de los constructores en la provincia haya pasado de 6.000 a 2.000 millones de euros entre 2006 y 2008

El brusco descenso de ventas de inmuebles, motivado por los altos precios y la llegada de la crisis financiera, ha parado en seco al sector inmobiliario en la provincia. Eso ya no es noticia pues es un fenómeno sobradamente conocido en los últimos meses. Sin embargo, hasta ahora no se había contabilizado con cierta exactitud qué impacto ha tenido esa paralización en la economía local, al margen de la destrucción de empleo que se puede analizar mensualmente con los datos del Inem. El presidente de la Asociación de Constructores y Promotores de Málaga (ACP), José Prado, aseguró ayer que la inversión de los promotores en la provincia ha caído en 4.000 millones de euros en sólo dos años. En 2006 los empresarios destinaron 6.000 millones de euros a la construcción de viviendas en Málaga y en 2008 esa cantidad se redujo a 2.000 millones de euros, una cifra inferior incluso a los 3.500 millones de euros contabilizados en el año 2000 cuando se daban los primeros pasos del boom inmobiliario.

Prado, que adelantó algunos datos de un estudio elaborado por Analistas Económicos de Andalucía que será presentado oficialmente el viernes, señaló a su vez que de la construcción dependen indirectamente otros 21 oficios y que en el periodo 2000-2008 este sector acaparó el 14,9% del Producto Interior Bruto (PIB) local y el 18,2% del empleo. En materia laboral, la situación actual dista mucho de la mejor época. Prado recordó que en 2006 "dábamos empleo directo a 122.000 personas y a 48.000 indirectas y a finales de 2008 las cifras descendían a 41.000 directos y 15.000 indirectos".

El sector inmobiliario no pasa por su mejor momento pero, dentro de lo malo, los promotores están esperanzados porque se han visto los primeros síntomas de recuperación. En el segundo trimestre del año las ventas repuntaron en Málaga casi un 5% respecto al primer trimestre -en España el crecimiento fue del 7,8%-, el Euríbor está en mínimos históricos y los bancos parece que abren algo más el grifo de los créditos si bien Prado criticó ayer que "si las entidades financieras no hubieran huido de la vivienda se habrían duplicado las ventas".

En cualquier caso, los promotores se han lanzado directamente a la rebaja de precios para reducir su stock y poder pagar sus deudas con los bancos. En este contexto, el viernes empieza en el Palacio de Ferias de la capital la sexta edición del Salón Inmobiliario del Mediterráneo (SIMed) en el que 29 instituciones y promotores presentarán una oferta superior a las 4.000 viviendas con un ahorro medio del precio del 30%. Como ya ocurriera en la anterior edición, este SIMed se va a caracterizar por descuentos agresivos y los empresarios son optimistas pues prevén que se duplique el número de visitantes -hasta 30.000- y de viviendas vendidas en la feria hasta alcanzar unas 200.

4.000

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios