movilidad

Los pros y los contras de Uber

  • La multinacional permite al usuario conocer el precio antes del servicio y es más barata en trayectos largos

  • La tarifa dinámica y su alto precio en distancias cortas, algunos lastres

Manifestación de taxistas en Madrid contra la aplicación Uber. Manifestación de taxistas en Madrid contra la aplicación Uber.

Manifestación de taxistas en Madrid contra la aplicación Uber. / Hugo ortuño / EFE

La inminente llegada de la compañía de transporte Uber a los municipios de la Costa del Sol occidental eleva la intranquilidad del sector del taxi, que a pesar de ello ya ha manifestado su decisión de reconvertirse a marchas forzadas para competir con garantías en ecosistema que se avecina. El sector siempre ha reclamado una regulación más estricta para con los vehículos de alquiler con conductor (VTC), ya que sin ella aplicaciones como la venidera Uber disponen de "ventajas que redundan en la competencia desleal", según aseguró Juan González, vicepresidente de Asociación Unificada de Autonomos del Taxi.

Una de esas ventajas que posee Uber es la posibilidad del usuario de conocer el precio final del trayecto antes de subirse al coche, la cual se calcula por adelantado. Sin embargo, no es oro todo lo que reluce en este apartado, ya que la compañía se reserva poder aumentar el coste de la tarifa si el tiempo del viaje supera lo estimado inicialmente. Se trata de una variable de la que no dispone su competidora directa en la Costa del Sol, Cabify.

El precio estimado inicialmente puede variar si el tiempo empleado es mayor

La capacidad de poder elegir de manera telemática el lugar en el que ser recogido es otra de las ventajas de Uber, aunque el sector del taxi avanza en el desarrollo de aplicaciones móviles para ponerse al día. La aplicación de la multinacional estadounidense sugiere un punto de encuentro, que el usuario puede variar si lo desea. Incluso después de solicitar el lugar deseado el usuario tiene la opción de cambiarlo, aunque dentro de un área cercana al punto inicial.

Uber también es más favorable que el taxi en trayectos largos. Un estudio de la Organización de Consumidores y Usuarios probó a coger un taxi y un Uber entre el Aeropuerto de Barajas y el centro de Madrid, y el precio de usar el VTC era más de 7 euros más barato que el del taxi (20,81 euros a 28,36). No obstante, ese mismo estudio resalta que el taxi resulta más asequible que Uber en los trayectos cortos -en torno a dos kilómetros- entre ciudad. En ese apartado el gremio le quita un euro a la compañía americana (4,83 a 5,76).

La tarifa dinámica es una de las grandes desventajas de Uber. La compañía se reserva el derecho a subir sustancialmente los precios en momentos de alta demanda. El aumento varía en función del tiempo y la distancia del viaje, que rendundará en una subida que oscila entre un 30% y un 110% más a la cantidad inicial. La necesidad de precontratación del servicio a través de la aplicación es otro de los contras con los que la empresa tiene que lidiar debido a su denominación como VTC. En el caso de una situación de urgencia, el taxi siempre podrá estar más a mano que Uber ya que el gremio puede captar clientes por la vía pública.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios