La ola de calor provoca daños superiores al 50% en el viñedo de la comarca de la Axarquía

Técnicos de la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos de Málaga (UPA) han realizado esta semana inspecciones en la zona de la Axarquía, concluyendo que las altas temperaturas por la ola de calor han provocado daños superiores al 50% en el viñedo. Desde UPA recordaron que la zona inspeccionada presenta pendientes medias superiores al 45 por ciento, escaso suelo, y por tanto escaso poder de retención de agua, y plantas de viñedo muy viejas, en muchos de los casos acercándose a los 100 años.

Estos factores provocan que cualquier alteración en las condiciones climáticas de la zona afecten de manera significativa al cultivo, aseguraron, a través de un comunicado, desde la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos.

Así, tras una primera valoración, los daños se estiman en un 50 por ciento de la cosecha de uvas, bien destinadas a consumo en fresco, destinadas a vino, o dedicadas a pasas, ya que estas altas temperaturas, sobre todo las sufridas el 7 de julio, han provocado la deshidratación del racimo, produciéndose una pasificación, que terminará con la pudrición del mismo. Este fenómeno de calor no es nuevo en la zona -según UPA-, donde se conoce como "agraces" entre los agricultores, y viene provocado por los efectos de las altas temperaturas, que hace que la uva se deshidrate, y como consecuencia de ello se pasifique rápidamente sin madurar, perdiendo todo su valor comercial. Además de la pérdida de cosecha, las plantas están en una situación de estrés hídrico muy grave, con una pérdida importante de hoja, han advertido. En la zona de la Axarquía, se dedican al cultivo del viñedo unas 1.900 hectáreas, con una producción media de 4.750 toneladas métricas de uvas, destinadas a consumo en fresco un 5%, a vino un 40% y a pasas el 55%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios