Los proyectos para crear nuevas viviendas en la provincia se paralizan

  • En los tres primeros meses del año apenas se visaron 221 inmuebles, el dato más bajo de los últimos 60 años · Fuengirola, Ronda y Rincón, al borde del cero

Tras tres años viéndoles las orejas al lobo ya se puede decir que el sector inmobiliario en Málaga está definitivamente parado. Las promotoras y constructoras solo visaron en el primer trimestre del año 221 inmuebles en la provincia, el dato más bajo de los últimos 60 años, y un 76,2% menos que en el mismo periodo del año anterior, que ya fue paupérrimo. En enero de proyectaron 96 viviendas, en febrero 72 y en marzo 53, según los datos facilitados ayer por el Colegio de Arquitectos de Málaga.

De seguir esa progresión, el sector terminaría el año con solo un millar de viviendas visadas estableciendo así un nuevo récord negativo. La Asociación de Constructores y Promotores de Málaga (ACP) tiene datos desde la década de los 60 y fue justo en su inicio, en 1960, cuando se había obtenido el menor número de visados con apenas 2.004 proyectos. Ya el año pasado se estuvo cerca de alcanzar esa cifra maldita pues 2010 se cerró con 2.362 viviendas visadas. Se esperaba que, tras la aprobación al menos parcial de varios Planes Generales de Ordenación Urbana (PGOU), se pudiera reactivar el sector en el presente año pero, por ahora, todo ha sido una quimera.

La progresión a la baja es tan espectacular como alarmante. El año con mayor número de visados fue 2006, con un total de 45.660 inmuebles en proyecto en el Colegio de Arquitectos. En el primer trimestre de ese ejercicio, los empresarios visaron 11.643 inmuebles, es decir, 52 veces más que en los tres primeros meses de este año. En 2008 fueron 4.355; en 2009, 1.001; en 2010, 929...

Los promotores ya lo habían avisado. El presidente de la ACP ha dicho por activa y por pasiva que los empresarios no harían viviendas nuevas hasta que no se vendieran las que están en stock y que suman 22.000 en la provincia. Es pura lógica ya que el sector no se quiere sumergir en nuevas y costosas inversiones cuando aún no ha conseguido deshacerse de todo su producto terminado. De hecho, son numerosas las promotoras que, al no poder hacer frente a los pagos, han cedido directamente sus viviendas y otros activos inmobiliarios no vendidos a las entidades financieras. Prado también precisó la pasada semana en la inauguración de Oportunidades SIMed que apenas tres localidades de la provincia tenían ya el PGOU aprobado definitivamente.

Se venden pocas viviendas y el stock aumenta mes tras mes porque se siguen finalizando promociones iniciadas normalmente dos años antes. En el primer trimestre del presente ejercicio se han terminado, y puesto a la venta, 895 nuevos inmuebles que se unen a los 8.257 contabilizados durante todo el año pasado o los 13.851 del 2009.

La regla económica es clara. Mientras la oferta supere ampliamente a la demanda no habrá más oferta y los promotores lo están llevando a rajatabla toda vez que los niveles de comercialización continúan estancados pese a que los empresarios aseguran que ya no pueden rebajar más el precio de los pisos.

52

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios