"Yo puedo aguantar el calor sin problemas"

Francisco Valderrama, presidente de los cocheros de la capital, echa de menos la parada que antes había en el Paseo del Parque porque "tenía toda la arboleda". Mantiene que ahora tienen muy pocas paradas y sólo la de la Alcazaba tiene sobra, "pero a mediodía hay que cambiarse al sitio de al lado porque da el sol", asegura señalando la calle de enfrente, aunque mantiene que en ese punto lo que hacen es "molestar". Valderrama afirma que el calor "claro que se aguanta". Bebe mucha agua y se pone un gorro de paja para protegerse del sol. "A mí el calor me quema y luego me duele mucho cuando llego a casa, por eso siempre que puedo me protejo porque es un trabajo en el que pasas varias horas al sol". En cuanto a sus caballos, que también tienen que soportar las elevadas temperaturas, los refresca cada dos o tres horas para que "no pasen tanto calor".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios