Joaquín perez muÑoz. empresario y consignatario de buques

"El puerto es una ventana al mundo y siempre fue el gran olvidado "

  • El único propietario de una naviera en Málaga aboga por nuevas líneas y rutas comerciales que desarrollen el puerto de Málaga

  • Cree que la torre hotel será una "proyección más" de la ciudad

El armador posa delante de una maqueta en las instalaciones de su empresa. El armador posa delante de una maqueta en las instalaciones de su empresa.

El armador posa delante de una maqueta en las instalaciones de su empresa. / fotografías: javier albiñana

Joaquín Pérez Muñoz será posiblemente uno de los hombres que más sabe del puerto de Málaga. Patriarca de una familia dedicada al comercio marítimo, es hoy el único armador malagueño que queda en el puerto y un firme defensor de que el recinto se modernice con nuevos negocios.

-¿Es el propietario de la única naviera de Málaga?

El de Málaga era un puerto pequeño que se ha engrandecido enormemente durante estos últimos años"

-Sí, somos los propietarios de la naviera Marítima Pedregar, que es del año 1974. Mi familia ha sido naviera y siempre nos hemos dedicado al transporte de mercancías por barco.

-Usted se define como un hombre de puerto ¿qué significa?

-Ser un hombre de puerto es ser alguien que ha nacido y se ha hecho en todos los avatares de las circunstancias portuarias y de todo lo que durante ese tiempo ha cambiado en el puerto; lo que ha sido, lo que fue y lo que será el puerto.

-Trabaja en este puerto desde 1968 y ha visto su evolución ¿Le gusta el puerto que tiene Málaga?

-Desde luego. El puerto ha cambiado indudablemente a mejor. El de Málaga era un puerto pequeño y se ha engrandecido enormemente durante estos últimos años. Antes existían los muelles 1, 2, 3 y 4 y luego estaban los espigones del muelle 6 y 7, que se han ampliado y tienen hoy capacidad para que puedan entrar los barcos de gran tonelaje. El puerto ha evolucionado de manera bastante importante, lo que pasa es que ha tenido un problema, que la ciudad se ha ido agrandando y le ha ido comiendo espacio hasta dejarlo un poco restringido. Pero la cercanía del puerto con la ciudad es enorme . Con lo hecho en los muelles uno y dos se ha perdido espacio físico para el puerto, pero se ha ganado para la ciudadanía.

-¿Qué función debe tener hoy el recinto portuario, se debe centrar en las mercancías o en el tráfico de personas?

-El puerto debe jugar todos los papeles; el lúdico que hoy en día representan los muelles uno y dos, el comercial y también el de pasajeros. El puerto tiene que estar abierto a todas las posibilidades.

-Fue propietario de los últimos veleros a motor que hubo en el puerto en los años 70

-Bueno realmente lo fue mi familia, mis padres y tíos porque a la muerte de mi abuelo los tres hermanos cogieron la empresa y empezaron la explotación porque mi abuelo había sido uno de los armadores del muerto. Se compraron más barcos, pasamos de moto veleros a las motonaves ya de hierro y ahora seguimos teniendo otros, el buque Festivo, que tiene el servicio de carga entre las ciudades de Ceuta y Melilla. En aquellos años, la transformación fue muy grande, al pasar del barco de madera al de hierro y finalmente a los barcos con características muy mejoradas.

-¿Qué tipo de mercancías transportan ahora?

-Ahora mismo transportamos de todo. Todo lo que un supermercado necesite hoy en día lo estamos transportando nosotros.

-¿Es rentable el transporte marítimo frente a otros medios como la carretera o el avión?

-Sí, es más barato. Ten en cuenta que los barcos hoy tienen cada vez mayor porte y tamaño y por lo tanto pueden transportar más mercancías y su rentabilidad es mucho mayor.

-¿Qué piensa de la llegada de miles de cruceristas? Imagino que ello ha supuesto un gran cambio.

-Sí porque la gente ve el puerto y la ciudad, lo que está detrás. Es un tráfico muy importante. La última estadística es que por el puerto de Málaga han pasado 500.000 pasajeros y eso es importante para la ciudad. No hay que olvidar que este tráfico le da prestigio a Málaga. Y ambas se pueden combinar perfectamente; un puerto abierto comercialmente y abierto a los pasajeros.

-¿En qué posición sitúa al puerto de Málaga frente a sus competidores como el de Algeciras?

-Hay un hándicap que es el puerto de Tánger Med, en Tánger, que ha abierto unas instalaciones casi iguales a lo que es Algeciras y está siendo un gran competidor. La ampliación del puerto de Málaga se hizo pensando en convertir a Málaga en un suplemento muy bueno para Algeciras. Cuando había congestión, el de Málaga podía ser un sustento importante pero la sorpresa ha sido que Tánger Med se ha convertido en un gran competidor que le ha restado a Málaga. En este momento, tengo la certeza de que el puerto de Málaga va a recuperar algunos tráficos en el tema de buques feeder, que provisionan a los grandes de mercancías, porque la industria alimentaria y de agroalimentación van a seguir existiendo y viniendo al puerto.

-¿Entonces no está en tan mala posición?

-No. Es verdad que Tánger Med nos preocupa ahora mismo pero Málaga, con nuevas líneas y nuevas rutas puede desarrollarse. Además estamos frente al estrecho de Gibraltar, y todos los barcos pasan por delante nuestra. Lo que pasa es que ha habido momentos y circunstancias de los tráficos que han hecho que se hayan ido a otros puertos. Es una pena que Málaga no tenga un servicio o conexión con Tánger.

-¿Qué actividad económica mueve el puerto?

-Ahora el puerto está moviendo la importación de productos agroalimentarios. En la zona de Antequera y Campillos hay mucha producción de ganado, algo que se había perdido en Málaga y a esa crianza hay que darle de comer. Traemos piensos de todo tipo de cereales. Este año se han importado alrededor de 700.000 toneladas.

-¿Cuánta gente trabaja en el puerto de Málaga?

-Mucha y variada. Desde los estibadores portuarios hasta los organismos oficiales. Hay mucho personal que estamos en el día a día para que esto funcione cada día mejor.

-Desde aquí se ve la noria. ¿Qué ha aportado al puerto?

-Le da un aspecto distinto, un tipo lúdico y de distracción. El puerto siempre ha estado cerrado a la ciudad y hoy está abierto y eso es muy importante, que la gente vea el puerto como algo más dinámico. Esto es una industria que se mueve y que da mucho trabajo y actividad a muchas personas. El puerto siempre ha sido el olvidado de Málaga y realmente es una ventana o una puerta al mundo exterior, a todo el mundo. En los años 70 se exportaban mercancías a Australia y se sigue haciendo, y a todos los países.

-¿Y ya no es el gran olvidado?

-No, la gente ya es consciente de que el puerto existe, que está aquí y es importante el hecho de que se haya abierto a la ciudad.

-¿Recuerda el debate del derribo de la verja?

-Costó bastante crear el ambiente. Había circunstancias de tipo fiscal, de que esto debía ser un recinto cerrado, con control de aduanas, pero al final una parte del puerto ha seguido con la actividad y otra se ha dedicado a lo comercial. Ahí están las rejas y vallas que las diferencian. A la ciudad le costó asumirlo todo pero al final se consiguió.

-En este momento hay otro debate, el de levantar un hotel. ¿Ve ese proyecto en el puerto?

-Yo sí lo veo. Eso tiene que ser una proyección más de la ciudad. Indudablemente si hay cosas que le enriquezcan y le den un valor añadido al puerto, por supuesto que sí. Lo que hay que saber perfectamente es coordinar todos los elementos y ahí es donde está el secreto, combinar el aspecto comercial y lo que es aspecto lúdico y el hotel es un escaparate para la ciudad. Málaga no tiene que olvidar que su fuerza está en el turismo.

-El puerto ha sido protagonista estos meses por la entrada de inmigrantes. Algunas asociaciones reclaman un espacio apropiado para atenderlos.

-De hecho el barco nuestro y el capitán muchas veces no han tenido más remedio que rescatar a personas en alta mar en el Mar de Alborán. Podían habilitarse recintos para estas personas en el momento de la llegada, no para posteriormente, sino para auxilio en los primeros momentos.

-Lleva 50 años en el puerto y habrá sido testigo de muchas cosas curiosas.

-Recuerdo las ampliaciones de los muelles 6 y 7 que permitió la entrada de los buques grandes. Luego se hizo la ampliación de otros muelles, donde pueden entrar barcos todavía más grandes. Aquello significó un cambio importante y estamos hablando de algo que se hizo en los años 80.

-La actividad de aduanas es importante. ¿Se han detectado casos de contrabando?

-No se han detectado grandes incidentes en este puerto. Es un sitio de cierta conflictividad, porque los puertos están abiertos pero no incidentes sonados.

-La conexión ferroviaria con el puerto es otro de los proyectos pendientes.

-Sí, eso nos permitiría enlazar con todo Europa pero la salida del puerto es lo que veo más complicado por el paso de nivel y hacerlo subterráneo tiene un coste muy elevado. Ese es el escollo más importante del proyecto. La conexión ferroviaria no se puede olvidar nunca.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios