El Prisma

Cinco razones para no votar

  • No es una opinión que los partidos han alcanzado bajos niveles de popularidad entre el ciudadano corriente y no militante. Cada formación ha puesto su granito de arena para que esto sea así· La próxima semana intentaremos ofrecer cinco razones para votar a cada partido

ANTE la inevitable contaminación política y tufillo electoralista de la mayor parte de las noticias que han leído estos días o leerán las próximas semanas, proponemos cinco motivos por los que los partidos se han ganado su descrédito actual.

un 'bambi' que no era tal

1 Porque ha gobernado bajo la dictadura de lo políticamente correcto. Dos ejemplos: la política energética, prometiendo el cierre de las centrales nucleares pero sin aportar soluciones que garanticen el abastecimiento, y la hidráulica, vetando los pantanos y trasvases y promoviendo múltiples desaladoras de dudoso beneficio ambiental.

2 Porque algunas de sus principales medidas económicas no son en absolutos progresistas y han surgido a golpe de improvisación y efectismo electoral, como el cheque bebé de 2.500 euros por cada nuevo hijo o los 400 euros de devolución del IRPF, un falso regalo que demuestra que la presión fiscal es demasiado alta en España. Ninguna de las dos iniciativas tiene en cuenta los diferentes niveles de renta de las familias españolas.

3 Porque Zapatero mintió a los españoles al ocultar la verdad sobre la negociación con ETA tras el atentado en Barajas, que costó la vida a dos personas.

4 Porque después de tres décadas de gobierno socialista ininterrumpido en Andalucía, la alternancia política es un valor por sí misma.

5 Porque su cabeza de lista al Congreso y ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, ha hecho del uso partidista de las instituciones una costumbre y de la negación de los problemas una filosofía.

la hipoteca del pasado

1 Porque ha convertido, por primera vez en la historia de la democracia, la política antiterrorista en objeto de debate y enfrentamiento, olvidando sin ningún pudor que Aznar también negoció con los etarras. Ha utilizado a las víctimas como arma arrojadiza contra el PSOE.

2 Porque sigue sin desmarcarse de rancias etapas anteriores, sin adaptarse a los nuevos tiempos, oponiéndose a libertades individuales como las bodas gays, hasta el punto de parecer que gran parte de su programa electoral lo elabora la Conferencia Episcopal, muy activa en la precampaña.

3 Porque desprecia el voto moderado, con episodios absurdos como la humillación pública de Gallardón, que no puede ir al Congreso porque es alcalde mientras en Andalucía hay más alcaldes en las listas que otra cosa. Porque un político que mintió descaradamente a los ciudadanos tras el atentado del 11-M, Ángel Acebes, es su secretario general.

4 Porque muchos de sus dirigentes siguen despreciando e insultando a los andaluces, como ocurrió recientemente con Esperanza Aguirre, quien vino a afirmar que la población andaluza es un cortijo adocenado del PSOE y dudó de la legitimidad de los resultados en las urnas.

5 Porque su cabeza de lista al Parlamento andaluz y alcaldesa de Fuengirola, Esperanza Oña, ha hecho del uso partidista de las instituciones una costumbre y debutó vergonzosamente en la Cámara autonómica con unas falsas acusaciones de nepotismo.

más desunida que nunca

1 Porque por defecto está en contra de todo y no propone soluciones factibles a los problemas del día a día.

2 Porque sigue sin encontrar un líder claro y cada vez parece más Izquierda Desunida, con múltiples batallas internas cainitas que no hacen sino espantar a su electorado.

3 Porque su postura oficial contra el terrorismo sigue manchada por las declaraciones de sus dirigentes en el País Vasco, más cerca de las posiciones abertzales que de las democráticas.

4 Porque muchos de sus dirigentes siguen rendidos a la nostalgia de la lucha contra el franquismo, cuando el PCE sí funcionaba como una máquina perfecta, y no se han adaptado a unos tiempos en los que la búsqueda de la utopía se ha demostrado un fracaso por la simple ambición intrínseca a la condición humana.

5 Porque con la marcha de Antonio Romero pierden a su referente en Málaga y la mayoría de sus dirigentes está más preocupada por conservar sus cargos y puestos en Diputación al abrigo del PSOE.

el lastre de malaya y el pacto

1 Porque en el siglo XXI los planteamientos nacionalistas y ombliguistas parecen cada vez más absurdos y trasnochados.

2 Porque ha sido el partido político más tocado por la operación Malaya. Al contrario que el PSOE, no cumplieron su promesa de expulsar a los tres concejales que pactaron con Marisol Yagüe y después fueron protagonistas de varias de las muchas historias de corrupción del Ayuntamiento de Marbella.

3 Porque la formación sigue dividida por el enfrentamiento entre AlejandroRojas Marcos y Pedro Pacheco y se ha escindido en múltiples grupúsculos, pese al intento de agruparlos bajo las siglas de Coalición Andalucista.

4 Porque desperdiciaron una gran oportunidad de hacer las cosas de forma diferente cuando gobernaron en coalición con el PSOE. La Consejería de Turismo se convirtió en una mina de intereses y favores que después no se vieron compensados con el batacazo posterior en las urnas.

5 Porque les será difícil separarse de la imagen de que están dispuestos a pactar con el mejor postor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios