Un reconocimiento a la calidad

  • Álora ha recibido la distinción de Centro Comercial Abierto por la amplia oferta de negocios existente

El pueblo de Álora ha demostrado la calidad de sus establecimientos comerciales y del entorno en el que se emplazan y esto le ha valido el reconocimiento oficial como Centro Comercial Abierto (CCA) de Andalucía y de España que otorga la Junta de Andalucía. El secreto del éxito de estas calles comerciales es la amplia oferta de negocios existente y la atractiva imagen que lucen las vías del centro de la localidad, según señalan los propios consumidores, los empresarios y las administraciones y asociaciones.

El centro comercial de Álora abarca un total de 1.100 metros lineales que discurren desde la calle Carmona hasta la avenida Cervantes, pasando por calles tan emblemáticas como Fuente Arriba o Vera Cruz. En él se emplazan un total de 199 empresas, de las cuales 106 son comercios minoristas, 43 establecimientos hosteleros y 50 de servicios. Los vecinos de este municipio de interior, que son los principales clientes de estos negocios pueden encontrar en las calles de su pueblo todo lo que necesiten, desde las tradicionales mercerías o ferreterías, hasta empresas de viajes o de equipos informáticos, sin olvidar los numerosos bares y restaurantes que completan la oferta de ocio en Álora. La variedad de sectores que se dan cita en el centro del municipio está en continuo crecimiento, a pesar de que la crisis económica ha dañado al pequeño comercio, se pueden encontrar tiendas como Muebles Hidalgo que abrió sus puertas en los años 40 y otras que se ponen en marcha en los últimos años como Élite Multigestión. Sus propietarios, Juan José Hidalgo y Esteban Martín, respectivamente, señalan que el cambio que ha sufrido la estética de las calles comerciales y de los propios negocios ha repercutido muy positivamente en la promoción de las pequeñas empresas y en el volumen de ventas.

Una opinión que comparte el gerente del Centro Comercial Abierto de Álora, Juan Pablo Cabrera, que destacó que "el punto fuerte es la conciencia corporativa que existe entre los pequeños empresarios y la mejora del entorno físico, dándole mayor dinamismo". Y es que la localidad ha sufrido una profunda transformación en esta zona en la que el peatón gana protagonismo y comodidad para transitar las calles, se han eliminado las barreras arquitectónicas y se han creado espacios de esparcimiento. La última fase ejecutada fue la reforma del Callejón, punto de conexión entre la Plaza de la Veracruz y la avenida Cervantes y la remodelación del parque comercial La Cancula. En estos espacios se ha conjugado modernidad con el estilo típico de los pueblos andaluces. Una importante inversión de 2 millones de euros que han realizado entidades públicas y privadas, para conseguir mantener uno de los sectores económicos más importantes para el municipio, que genera cerca de 1.000 empleos directos.

También parte del éxito del comercio perote está en el espíritu crítico de los propios empresarios que apuntan que aún quedan cosas por mejorar como "la creación de más aparcamientos", como afirmó Hidalgo, que será el próximo presidente de la asociación de empresarios AECA, o "potenciar otros sectores como el turismo para atraer a nuevos consumidores", como explicó el comerciante Esteban Martín.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios