Málaga

Una marcha a pie recorrerá el litoral en defensa de los empleados de la hostelería

  • Los sindicatos no descartan convocar huelga si no avanzan las negociaciones del convenio colectivo

Un camarero atiende a los clientes de un hotel. Un camarero atiende a los clientes de un hotel.

Un camarero atiende a los clientes de un hotel. / Javier Albiñana

Una marcha a pie recorrerá a mediados del próximo mayo el litoral comprendido entre Marbella y Málaga capital para reivindicar un convenio de hostelería "digno" y una mejora de las condiciones de trabajo de los empleados del sector.

Esta movilización ha sido acordada hoy en una asamblea a la que han asistido unos 250 delegados de los sindicatos CCOO y UGT para tratar la negociación del convenio, que afecta a 90.000 trabajadores, según ha explicado a Efe la responsable de Servicios de CCOO en Málaga, Lola Villalba.

La marcha se desarrollará en cuatro días y constará de otras tantas etapas, que discurrirán entre Marbella y Cabopino, desde ahí hasta Fuengirola, posteriormente hasta Torremolinos y, finalmente, hasta la sede de la Confederación de Empresarios de Málaga (CEM), en la capital malagueña.

Los sindicatos confían en que puedan participar en esta marcha los delegados de hostelería y los trabajadores que estén de descanso, y tienen previsto solicitar su respaldo a los ayuntamientos, así como autorización a la Subdelegación del Gobierno.

Además de esta iniciativa, pretenden convocar asambleas en centros de trabajo para explicar el convenio y la actitud de la patronal, por la que no descartan convocar huelga más adelante.

El próximo martes, día 24, está prevista la sexta reunión entre la patronal y los sindicatos en la sede de la asociación de hosteleros Mahos, sin que hasta la fecha se haya logrado avanzar en la negociación.

CCOO argumenta que en los últimos cuatro años -el anterior acuerdo se firmó en 2014- los precios medios de los hoteles de la provincia han aumentado más de un 28% y los salarios sólo un 4,5%.

Entre los puntos de desacuerdo están los relativos a la jornada laboral, ya que la patronal pide eliminar la jornada semanal de 40 horas y utilizar el cómputo anual de 1.800 horas y ampliar la distribución irregular de la misma al 10% (180 horas).

Mientras que los sindicatos defienden que los trabajadores mantengan sus dos días de descanso continuado, la propuesta de los empresarios aspira a un día y medio, y a que puedan acumularse hasta catorce días sin descansar, según Villalba.

También enfrentan a las partes cuestiones como la propuesta de eliminación del complemento de incapacidad temporal, la formación -que las patronales plantean que sea fuera de la jornada laboral y a costa del trabajador- o la compensación de las horas extraordinarias.

En función de los objetivos conseguidos en la negociación, CCOO reclamará un porcentaje de subida salarial, en torno al 4 por ciento de subida anual, mientras que los empresarios piden tablas salariales distintas entre la costa y el interior y que se tenga en cuenta el índice de absentismo en los dos años anteriores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios