La rectora suprime cinco vicerrectorados y ocho direcciones de secretariado

La rectora de la Universidad de Málaga (UMA), Adelaida de la Calle, dio a conocer ayer la configuración de su equipo en el transcurso de una reunión del consejo de gobierno. En él destaca la reducción de cargos -cinco vicerrectorados y ocho direcciones de secretariado menos- y la transversalidad de los servicios. José Ángel Narváez será el hombre fuerte de la rectora al ocupar el vicerrectorado de Coordinación Universitaria. Raquel Barco se hará cargo de Campus y Sostenibilidad, Pedro Farias de Comunicación y Proyección Internacional, Juan Antonio Perles de Estudiantes, María Isabel Calero de Extensión Universitaria, María Valpuesta de Investigación y Transferencia, María José Blanca de Ordenación Académica y Profesorado y Carlos de las Heras de Relaciones Institucionales y Gabinete del Rectorado.

Todos ellos formarán parte del consejo de dirección de la UMA que, además, contará con Miguel Porras Fernández como secretario general y con José Antonio Molina Ruiz como gerente, aunque en este último caso tiene que ser oído el Consejo Social. En cuanto a los órganos asesores de tercer nivel (directores), sólo se mantienen las direcciones del Centro de Experimentación Animal, la de los Cursos de Español para Extranjeros y la dirección del Servicio de Publicaciones e Intercambio Científico. En este apartado se suprimen seis direcciones de rango.

De la Calle informó también de la composición de los cuatro órganos asesores que trabajarán bajo su directa responsabilidad en este nuevo periodo: delegado de la rectora para el Campus de Excelencia Internacional Andalucía Tech, Víctor Muñoz Martínez; delegado de la rectora para la Inspección de Servicios y el Desarrollo Estatutario, Enrique Caro Guerra; dirección del Plan Estratégico y Responsabilidad Social, Carlos Benavides Velasco y dirección del Centro Internacional de Posgrado y Escuela de Doctorado: Antonio Jesús Vallecillo Moreno La Universidad puntualizó que al margen de la denominación de los vicerrectorados y de las competencias que asumen a partir de ahora, en los próximos cuatro años existirá una total permeabilidad de los servicios, independientemente del área al que se adscriban, primando la transversalidad como método de trabajo.

En su toma de posesión, en un acto celebrado en Sevilla con la presencia del presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, De la Calle pidió al Gobierno andaluz que apostara "decididamente por las universidades", una demanda que, según aseguró, trasladará al Gobierno central como presidenta de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas. De la Calle pronunció un discurso reivindicativo centrado en la capacidad de las universidades para llevar el timón de la salida de la crisis.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios