La ola de frío remite dejando graves daños en los cultivos de la provincia

  • Los agricultores aseguran que las heladas han afectado a todos los cultivos de invierno, incluidos los aguacates, mientras que la sequía está haciendo que se dé por perdida la cosecha de cereales

La ola de frío siberiano que lleva más de una semana haciendo tiritar a la provincia de Málaga comenzará a remitir definitivamente a partir de mañana, pero además de temperaturas históricas en algunos casos dejará tras de sí graves daños en los cultivos en los que las heladas han hecho estragos en los últimos días. Las patatas, alcachofas, coles, calabacines, cítricos e, incluso, aguacates y mangos se han visto afectados por los gélidos valores térmicos que se han registrado en muchos puntos y que en la madrugada de ayer alcanzaron el récord con los ocho grados bajo cero que se registraron en la comarca de Antequera. Pero quedó lejos de los 12,5 grados bajo cero que hubo en esa zona en 2005.

Los agricultores malagueños precisarán en los próximos días a cuánto han ascendido las pérdidas provocadas por tantos días consecutivos de bajas temperaturas y que han echado a perder numerosas cosechas. Una de las zonas más afectadas ha sido la de la vega del río Vélez, según el responsable de frutas y hortalizas de la patronal agraria Asaja, Benjamín Faulí, donde ayer amanecieron fincas y cultivos "completamente congelados".

Tampoco se ha salvado el Valle del Guadalhorce, donde las heladas se han ensañado con los cítricos. Menos mella han hecho las bajas temperaturas en las comarcas del interior, pese a que son los puntos donde más frío ha hecho. Los olivos han aguantado bien debido, según Faulí, a que las heladas son frecuentes en estas zonas en invierno, aunque sí podría notarse en la campaña del próximo daño si ha afectado a las nuevas ramas del árbol.

Lo que sí empieza a preocupar es el futuro de los cultivos de cereales de las comarcas del interior por culpa de la sequía de los últimos meses. Los agricultores dan prácticamente por pérdida la cosecha de este año si no llueve en breve y no parece que eso vaya a ocurrir próximamente.

Las heladas están siendo generalizadas en toda la provincia y la pasada madrugada también ha estado activa la alerta amarilla en las comarcas del interior por las bajas temperaturas que se esperaban de nuevo. Ayer heló incluso en la propia Málaga capital donde los termómetros bajaron hasta los dos grados, pese a que la sensación térmica fue de menos dos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios