La remodelación viaria de Olletas provoca más atascos

  • Vecinos achacan las retenciones diarias a la colocación de semáforos, medianas y una gran rotonda en Camino de Colmenar. El Ayuntamiento elude dar explicaciones

Comentarios 2

Circular por la zona de Fuente Olletas, Camino de Colmenar y Cristo de la Epidemia se ha convertido casi en un calvario para los cientos de vecinos que residen en esta parte de la ciudad. Las obras de reordenación ejecutadas por el Ayuntamiento de Málaga hace unos meses han convertido los viales en una ratonera para los muchos vehículos que a diario pasan por ellos en dirección al centro o que se desplazan hacia las nuevas urbanizaciones de Los Montes o Camino de los Almendrales. "Todos los días se produce una caravana tremenda", se queja María Castillo, vicepresidenta de la Asociación de Vecinos de Fuente Olletas.

Su testimonio atestigua lo que se puede constatar desde primera hora de la mañana al pasar por la zona. La confluencia de los vehículos procedentes de la autovía, que usan este punto para acceder a la ciudad, y de los que provienen de Los Montes y de Camino de los Almendrales acaba por congestionar los viales abiertos. "Al final es un punto en el que confluyen muchos vehículos y se queda todo parado", añade Castillo.

La realidad es que el atasco que se localiza en Camino de Colmenar acaba por afectar también a las calles más próximas: Camino de los Almendrales, Cristo de la Epidemia, Manuel Gorríaý La denuncia vecinal ha sido remitida al área de Tráfico del Ayuntamiento de la ciudad, según confirma la vicepresidenta de la asociación de Fuente Olletas, sin que de momento se haya adoptado alguna medida. Consultado al respecto, el concejal de Movilidad, Juan Ramón Casero, rehusó hacer valoraciones y dar explicaciones sobre lo que está sucediendo.

Quien sí hizo algunas precisiones fue el concejal de Urbanismo, Manuel Díaz Guirado, quien recordó que el proyecto de reurbanización de la calle Camino de Colmenar preveía en origen un doble carril por sentido. Sin embargo, a petición de los vecinos, que demandaban que la obra no afectase a los naranjos que hay en los laterales, se redujo la sección, dejando sólo un vial en dirección al centro y otros dos a Los Montes.

Los residentes creen que parte de los problemas que se generan desde hace meses en el barrio tienen su por qué en los semáforos instalados en Camino de Colmenar, que al estar situados "muy seguidos", ocasionan frecuentes parones en la circulación.

Esta es la impresión de los integrantes de la Asociación de Vecinos de la urbanización Atalaya de Olletas, que integra a unas 250 familias. "Las mayores dificultades se producen en las horas laborales y en los momentos en que los padres van a recoger a los niños a los colegios", apuntan desde el colectivo. "Han hecho una intersección con cuatro semáforos, en la que dan prioridad a los que vienen de Los Montes, y eso crea un gran caos", añaden, al tiempo que informan de que han remitido ya una queja al concejal de Movilidad para que aporte alguna solución. "Pero de momento no hay respuesta", sentencian.

A los semáforos habría que sumar como punto crítico en el caos de tráfico que se forma cada mañana las paradas de la línea de autobús 37, que va desde la Alameda Principal hasta Monte Dorado. El problema estriba en que la Empresa Malagueña de Transportes (EMT) ha apostado en el último año por la eliminación de la bahía para la entrada de los autobuses, con lo que al final estos vehículos acaban por ocupar un carril más de la circulación, dejando en un solo vial la circulación en esta zona.

Y a todo ello hay que añadir las colas que, en algunos casos, se producen en la gasolinera de la Plaza de Olletas, que aún no ha sido trasladada, como había prometido el Consistorio. A este respecto, el concejal de Urbanismo, Manuel Díaz Guirado, dijo que este asunto "va sin prisa pero sin pausa" y precisó que se está pendiente de un permiso de la Junta de Andalucía para impulsar el cambio de localización de la estación de servicio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios